EFE

Efecto Zidane, efecto Champions

Efecto Zidane, efecto Champions
Por EFE

El 16/03/2019 a las 23:43Actualizado

Madrid, 16 mar (EFE).- El efecto Zinedine Zidane reanimó al Real Madrid, que proporcionó ánimo, esperanza y un triunfo necesario al estadio Santiago Bernabeu en un sábado dañino para el Atlético Madrid, aún afectado y sometido por las secuelas de su eliminación en la Champions.

La tercera derrota en LaLiga del Atlético, superado en San Mamés por el Athletic (2-0), despeja aún más el paisaje al Barcelona. El equipo de Ernesto Valverde visita el domingo al Betis. Tres puntos en Sevilla pueden disparar a diez su ventaja en el liderato.

Puede perder de vista el conjunto de Diego Pablo Simeone la puja por el título mientras le acecha el Real Madrid, colocado ahora a solo dos del segundo puesto.

El Athletic, un equipo al alza desde que Gaizka Garitano arribó en su banquillo, aprovechó la languidez de su adversario y ahondó en su depresión.

Los goles de Iñaki Williams y Kenan Kodro sellaron el éxito vasco y propiciaron el segundo revés en cuatro días del conjunto de Simeone, poco habituado a perder.

San Mamés contempló un duelo intenso con escasas ocasiones. Definido por los errores defensivos de los visitantes y resuelto en el tramo final.

El Athletic, que ha dado un giro a sus aspiraciones y que de buscar la permanencia enfila su destino a Europa, alimentó el desaliento madrileño, que en menos de una semana ha despilfarrado sus metas.

El Atlético Madrid, que visita Mendizorroza después del parón, siente ahora el aliento blanco, que ganó al Celta (2-0) y que recibe al Huesca en su próximo partido.

El Santiago Bernabeu contempló con ilusión su regreso al pasado. Sin estímulos competitivos a la vista, la vuelta de Zinedine Zidane fue una bendición para el seguidor madridista, que acudió en masa a su estadio.

Zidane tiró de la 'vieja guardia' para la ocasión. Keylor Navas, Isco Alarcón, Marcelo, Gareth Bale y Marco Asensio, determinantes en los éxitos pasados pero irrelevantes para Santiago Solari, formaron parte de su primer once.

Una revolución, más de medio equipo, que no mejoró el aspecto futbolístico del Real Madrid. Pero que acabó con la sonrojante racha reciente como local. Cuatro derrotas seguidas en Chamartín. Un recinto más que propicio para los forasteros.

La mejoría blanca, si la hubo, fue evidente tras el descanso. Dos de los señalados, Isco Alarcón, y Gareth Bale, hicieron los tantos que proporcionaron al equipo el triunfo.

Enfila Zidane una etapa que el Real Madrid plantea como una transición hacia objetivos mayores pero a partir el próximo curso. Ganar cada partido y amarrar un lugar Champions es la exigencia mínima a la que ha quedado reducida el curso.

La Liga de Campeones es, sin embargo, una posibilidad real para el Alavés, que salió de El Alcoraz con los tres puntos tras vencer al Huesca (1-3).

El cuadro de Abelardo Fernández, que destaca la consecución matemática de la permanencia, se ha topado con miras mayores a las previstas.

Logró el equipo vitoriano su duodécimo triunfo del curso en los minutos finales del choque. Seis jornadas acumula el Alavés sin conocer la derrota. Asentado en puestos europeos queda a uno solo del cuarto lugar que ostenta el Getafe, que el domingo visita al Valencia.

El pulso se mantuvo en El Alcoraz hasta el tramo último del encuentro al que se llegó con empate después del penalti transformado por el argentino Jonathan Calleri para dar ventaja a los visitantes y del gol de su compatriota Ezequiel 'Chimy' Ávila, que proporcionó la igualada antes del cuarto de hora.

Pero en seis minutos, del 80 al 86, el sueco John Guidetti, que acababa de salir, y otra vez Calleri, sellaron el éxito alavés y la frustración altoaragonesa, aún anclado en la última plaza de la clasificación.

El Huesca se aleja de una permanencia que pretenden amarrar tanto el Leganés como el Girona, que cerraron esta parte de la sesión con el éxito en Butarque del conjunto de Eusebio Sacristán (0-2).

Le bastaron dos embestidas culminadas por Cristian Portu para sumar su tercera victoria seguida como visitante en lo que va de curso. Madrid se le da bien al Girona, que salió triunfal del Santiago Bernabeu, de Vallecas y ahora de Leganés.

Fin a la racha en Butarque del conjunto del argentino Mauricio Pellegrino, que acumulaba once partidos sin conocer la derrota. Nadie ganaba en Leganés desde la cuarta jornada, cuando el Villarreal se impuso por 0-1.

Santiago Aparicio

0
0