EFE

El gol del cojo sostiene al Atlético; el Valencia resucita en Getafe

El gol del cojo sostiene al Atlético; el Valencia resucita en Getafe
Por EFE

El 11/11/2018 a las 01:11Actualizado

Madrid, 10 nov (EFE).- Un gol en el tiempo añadido de Diego Godín, lesionado y descolgado como 9 por la imposibilidad de hacer cambios, dio un triunfo agónico al Atlético de Madrid que lo sostiene en la pelea de la zona más alta en la duodécima jornada, que deja la resurrección de un Valencia que, al fin, vuelve a ganar.

El Wanda Metropolitano vivió su segundo partido repleto de magia en la misma semana. Hace días había visto al Atlético de Madrid en todo su esplendor en una noche europea, quitándose la espina clavada por el Borussia Dortmund en Alemania. Ese desgaste pasó factura ante el Athletic Club de Bilbao que quiso levantarse en un gran estadio y acabó con un nuevo golpe que deja a Eduardo Berizzo en situación comprometida.

Por dos ocasiones, ambas con tantos de Iñaki Williams, se adelantó un Athletic Club que no dio muestras de ser un equipo en la agonía que marca su posición en la tabla, al borde del descenso. Lo único que le faltó fue oficio para mantener su ventaja ante un Atlético que fue más raza que fútbol, más corazón que cabeza. Así tras los empates de Thomas con un latigazo y Rodri con un testarazo, llegó un momento inolvidable.

La extraña plaga de lesiones musculares del Atlético de Madrid había cobrado una nueva víctima con todos los cambios hechos. Diego Godín no pudo seguir la carrera de Iñaki Williams, sintió que se rompía. Su casta le impidió dejar en inferioridad numérica a su equipo. Simeone le mandó arriba, a pelear en la zona del 9, donde no podía saltar pero sí meter el cuerpo a los balones en largo. Así inventó una falta y llegó su gol para el recuerdo. Orgulloso estará Juan Carlos Arteche. El balón de Griezmann lo cabeceó cojo Godín a la red para desatar la locura en la afición rojiblanca.

Con sufrimiento mantiene el paso el Atlético de Madrid al líder, el Barcelona, y de la zona baja se aleja un Valencia que firmó su segundo triunfo en doce jornadas, de nuevo lejos de Mestalla, para poner freno a un Getafe que cayó por un grave error de su central Bruno González (0-1).

A diez minutos del final, con todo igualado entre un Getafe que se estrelló dos veces con los postes y un Valencia que perdonó acciones claras de marcar, Bruno amonestado, cometió un error que antes habría pasado inadvertido pero con el VAR no se escapa. Jamás habría llegado Kevin Gameiro a un balón al área con rumbo a David Soria, pero en su esfuerzo recibió el agarrón del defensa. Penalti y expulsión. El regalo no lo desaprovechó Dani Parejo para iniciar un nuevo intento de levantar el vuelo y cerrar una crisis.

La duodécima jornada arrancó el viernes con un triunfo imponente de la Real Sociedad en el Ciutat de Valencia ante un Levante que vio frenada su progresión rumbo a puestos europeos. Lo remontaron a base de pegada en diez minutos de pleno acierto con tantos de Theo Hernández, Juanmi y Oyarzabal (1-3).

El sábado dejó dos encuentros sin goles. En Pucela lo protagonizaron Real Valladolid y Eibar en un duelo inédito en la historia de Primera y de máxima igualdad, que no se deshizo ni cuando el equipo armero se quedó con diez por la expulsión de Arbilla a los 73 minutos. Aguantó al equipo vallisoletano que va perdiendo fuelle con tres jornadas sin ganar y dos empates consecutivos de local.

En Girona, también faltó acierto rematador en el encuentro ante un Leganés en el que debutó el portero Lunin por la lesión del 'Pichi' Cuellar. Un disparo al poste de cada equipo y un punto que mantiene al equipo catalán en la zona media de la clasificación y al conjunto del sur de Madrid en zona de descenso.

0
0