Burgos, 5 dic (EFE).- El Hereda San Pablo Burgos se enfrentará el domingo al imbatido Real Madrid tras el parón por la ventana FIBA de noviembre, en un encuentro de máxima exigencia para los de Joan Peñarroya.

Se trata de un reto difícil, en un momento en el que hay que "reengancharse de nuevo al ritmo de competición", ha señalado en la previa el técnico Joan Peñarroya que ha añadido que "es el primer partido y nunca tienes la certeza de saber cómo vas a estar".

Fútbol
El Athletic recibe el reconocimiento institucional por su título de Supercopa
EN 8 MINUTOS

El conjunto burgalés contará con todos los jugadores de la plantilla después de que todos hayan vuelto bien de las Ventanas FIBA y el capitán Vitor Benite se haya recuperado de sus molestias en los isquiotibiales.

Los blancos llegan a Burgos sin conocer la derrota en la competición doméstica, algo que Peñarroya ha calificado como "una barbaridad" pues tienen que "compaginar con Euroliga".

Los blancos llegarán a Burgos sin Facu Campazzo, que se ha marchado a la NBA, pero cuenta con una larga lista de jugadores entre los que Peñarroya ha destacado a Sergio Llull, Rudy Fernández, Trey Thompkins o Edy Tavares.

“Nuestro equipo está convencido de que si hace las cosas bien, puede competir ante cualquier rival”, ha advertido Peñarroya, que tiene en mente el encuentro de la Fase final de Valencia donde salió vencedor el conjunto burgalés.

Fútbol
La "productiva" quincena de Marcelino en el Athletic
HACE 31 MINUTOS
Fútbol
El brasileño Diego Carlos, positivo por covid-19
HACE 33 MINUTOS