Varios escalones por debajo están Sevilla, Betis, EDF Logroño, UDG Tenerife o Sporting de Huelva. Un poco más arriba (tan poco que en cualquier momento pueden llegar a intercambiarse) respiran Levante, Athletic, Real Sociedad o el nuevo en el club, el Real Madrid.
En el noveno escalón está el Atlético. En realidad, el equipo rojiblanco lleva años instalado en el mismo sitio, incluso cuando logró tres títulos de Liga consecutivos, incluso ahora que ha perdido a Charlyn, Ángela Sosa o Virginia Torrecilla. Uno ve al Atlético y cree firmemente, pese a tropiezos antes impensables, que será muy difícil arrebatarle la segunda plaza una temporada más. Al cuadro de Dani González se le puede pedir eso mismo, ser subcampeón. Y quizá llegar lejos en Champions si hay suerte en los cruces. En definitiva, mantenerse en ese noveno escalón. Lo que ya nadie puede exigir es que se ponga a la altura del Fútbol Club Barcelona.
Añado: cualquier equipo que pretenda ponerse a la altura del Barça necesitará como mínimo cinco años de trabajo, inversión aparte. Y ni eso garantizará el estatus adquirido por las azulgrana, que cuenta con una estructura inalterable desde hace mucho, y la mayoría de sus mejores futbolistas son jóvenes y no tienen intención de abandonar el barco. En el mercado no tienen rival, al menos en España. Abrieron la veda siendo el primer club en abonar un traspaso por una futbolista (Mapi León) que para colmo se la arrebataba a su máximo rival. Pero no necesita dinero para convencer a una estrella del fútbol femenino mundial (Caroline Hansen es el mejor ejemplo). El Barça rezuma profesionalismo y la imagen que proyecta invita a que cualquier niña sueñe con vestir esa camiseta y no otra. Que se lo digan a Cata Coll, que no se arrugó a pesar de tener por delante a toda una Sandra Paños, y que este miércoles se vestía de heroína parando un penalti a Duggan y salvando un récord de imbatibilidad para esta plantilla legendaria.
La Liga
Los martes de Elías Israel: Koeman y el fatídico día de los ‘balones a la olla’
HACE 21 MINUTOS
Que el Atlético sueñe con estar en el décimo escalón es totalmente respetable. Y si las tres Ligas consecutivas tuvieron mérito, también lo tiene este Atleti, el último rival en rascarle un empate a las culés (0-0, el 25 de enero) y el último en ponerles en serios aprietos en UWCL (0-1) y en Supercopa (2-3). Hasta perder 3-0 como en este caso se puede considerar un alivio en comparación con las últimas goleadas culés (0-5, 0-6, 6-0, 6-0 o 0-4). El Barça no marcaba menos de cuatro goles en un partido de Primera Iberdrola desde el 1 de febrero ante el Sevilla (3-0). Quizá el guion habría cambiado si Duggan hubiera anotado desde los once metros cuando solo se habían disputado siete minutos. Tras la parada de Coll, el Atlético no volvió a tener oportunidad de dañar al Barça, y el Barça finiquitó el choque en apenas cuatro minutos. Guijarro regateando a la portera con una calidad bárbara y Jenni Hermoso de penalti. Dominar las dos áreas en todas y cada una de las jornadas es, quizá, la clave de que el Barça llegue a tocar las nubes con los dedos y al Atleti no le llegue el oxígeno.

El Barça celebra un gol ante el Atlético

Fuente de la imagen: Getty Images

Otra es el hecho de, en el partido más importante hasta la fecha esta temporada, tener el banquillo a Hamraoui, Vicky Losada, Lieke Martens (que acabó firmando el tercero) y Oshoala, entre otras. Es un escándalo, y algo contra lo que ningún club puede competir. El Barcelona se ha convertido en una especie de Lyon, un tirano en su propia Liga, al que parece imposible marcar un gol y cuya media anotadora asusta de verdad (4,8 por encuentro). Este 3-0, méritos aparte del Atleti, da la sensación de dejar resuelto el título cuando solo han disputado cinco jornadas (algunos van por la séptima) y en pleno mes de noviembre. Uno cree que tarde o temprano el Barça bajará la guardia y pinchará. Cuándo llegará ese momento es toda una incógnita.
La Liga
⚽⏯️ VÍDEO RESUMEN: Repasa lo más destacado del Barcelona-Granada
HACE 38 MINUTOS
La Liga
Koeman: "El Barça no es el de hace ocho años. No se puede criticar al equipo hoy"
HACE 10 HORAS