Redacción deportes, 17 ene (EFE).- El Tottenham se reencontró con la victoria beneficiado por la fragilidad del colista, el Sheffield United, al que venció por 3-1 para regresar a la parte alta de la Premier.

El conjunto de Jose Mourinho, que dejó en Bramall Lane a Gareth Bale otra vez en el banquillo y sin jugar, lleva cuatro encuentros sin perder. Pero los empates frente el Fulham y el Wolverhampton le hicieron perder terreno y le distanciaron de la cima de la clasificación.

Fútbol
El fútbol del lunes: Estalla el 'Barçagate' y frenazo al Madrid
HACE 6 HORAS

Ante el Sheffield transitó sin sobresaltos. Al descanso ya tenía una ventaja de dos goles, anotados por el marfileño Serge Aurier, en el minuto 5, a pase del coreano Son Heung Min, y de Harry Kane, al borde del intermedio, tras recibir un balón de Pierre Emile Hoejbjerg.

Dio la sensación de que el choque renacía a la hora de juego, con el tanto local firmado por David McGoldrick, que aprovechó un centro de Joh Fleck para batir a Hugo Lloris. Pero tres minutos más tarde, una jugada nacida en los pies de Steven Bergwijn terminó con el gol del francés Tanguy Ndombele, que volvió a ensanchar la ventaja visitante.

Mourinho, sin embargo, no movió el banquillo hasta el final. En el minuto 87 Lucas Moura sustituyó a Steven Berwijn y en el tiempo añadido Son dejó su sitio a Carlos Vinicius y Sergio Reguilón al colombiano Davinson Sánchez.

La Liga
Resumen Madrid-Real Sociedad: Vinicius arregla el desaguisado de Zidane
HACE 6 HORAS
La Liga
Resumen Madrid-Real Sociedad: Vinicius arregla el desaguisado de Zidane
HACE 6 HORAS