Esta temporada tenía que haber comenzado hace dos meses, pero tras dos aplazamientos vuelve este 16 de junio. ¿Cómo está la situación en Noruega y cómo se ha adaptado el fútbol tras la crisis del coronavirus?
A nivel social lo hemos vivido con bastante más tranquilidad que en España. No ha llegado a haber confinamiento. Es un país grande en el que viven cinco millones de habitantes, no ha habido un problema social grave a nivel de afectados. El gobierno reaccionó bastante rápido cerrando fronteras y vuelos internacionales. Desde un primer momento, paramos los entrenamientos y paró la actividad, la situación ha estado bastante controlada. En cuanto a la dinámica de la liga, nos pilló toda la situación en las dos últimas semanas antes de empezar la temporada. Tenía que empezar el 6 de abril, se suspendió indefinidamente y luego se propuso una fecha de inicio que tuvo que ser aplazada. Lo afrontamos sabiendo que va a ser una temporada distinta, vamos a jugar el mismo número de partidos, 30, con un espacio de tiempo mucho más limitado. Todos los planes de periodización para afrontar la temporada los adaptamos a una nueva realidad, un calendario mucho más comprimido con partidos cada cuatro días.
¿Cómo termina un entrenador de Barcelona en la liga noruega?
Eliteserien
⚽🇳🇴 Marcos Celorrio, el español recién llegado a Noruega: "El Sandefjord es una oportunidad única"
24/06/2020 A LAS 13:06
Si me hubieran preguntado hace cinco o seis años, me habría parecido como mínimo sorprendente. Estoy muy contento con la experiencia. Entrenaba en Segunda B, pero por inquietud personal me apetecía salir a entrenar en el extranjero. Fui a un club grande en Suecia, el AIK de Estocolmo, donde no estaba como primer entrenador. Mi inquietud por ser primer entrenador iba creciendo y surgieron algunas posibilidades. La llamada del Sandefjord me gustó porque me llamó la atención la idea del club y el proyecto que tenía. Es una experiencia muy bonita hasta ahora. Cumplimos dos años el pasado mes de mayo y estoy muy contento con cómo están yendo las cosas.
¿Qué le puede sorprender al aficionado español del fútbol noruego?
Es una liga muy diferente a la española. Por tradición ha tenido una influencia muy grande de la Premier League. Es un juego bastante directo y físico, muchos equipos juegan con un delantero grande de referencia que genera todo tipo de situaciones. Es un fútbol donde el componente climatológico tiene su peso. Ir a jugar a Tromsø en el norte en noviembre no tiene nada que ver con jugar en julio en el sur del país. Hay estadios de césped artificial, hay muchos matices de juego. En verano puede llegar a hacer bastante calor a según qué horas y en invierno es bastante frecuente jugar con nieve y bastante frío. Al final es un mix de esa tradición o cultura futbolística con el perfil del futbolista noruego, que es un jugador técnicamente bueno pero que quizás a nivel de lectura de partido tiene un nivel diferente del jugador del sur de Europa.

Eliteserien 2020: Todo lo que tienes que saber sobre la liga noruega

Hay dos figuras noruegas que están muy en boga: Haaland y Ødegaard en boga. ¿Se puede encontrar en la Eliteserien jugadores que se parezcan a ellos?
Son dos casos de jugadores muy jóvenes con un gran talento que están teniendo un gran impacto. Hay buenos futbolistas en Noruega porque las selecciones inferiores es habitual que tengan jugadores en equipos punteros europeos. Muchos de los de la Sub-17 y Sub-19 han jugado en Inglaterra, Alemania o Italia. En la liga noruega también hay jóvenes de nivel, pondría el ejemplo de un club relativamente pequeño como el Bodø/Glimt, un club al norte de Noruega que hizo una temporada magnífica con un equipo muy joven. Este año repite con muchos jugadores de la base de mucho talento y algunos de ellos ya han dado el salto a ligas de más nivel con traspasos de bastante dinero. Muchos equipos tienen jugadores jóvenes muy interesantes y son una de las fortalezas que tiene la liga.
Su llegada en 2018 se produjo con el equipo en una situación muy mala que no se pudo reconducir para evitar el descenso. ¿Fue demasiado precipitado todo o le sirvió como toma de contacto para el año siguiente?
Fue una situación compleja. Tenía un contrato de cuatro años con el AIK, no tenía ninguna necesidad ni prisa por salir, era una inquietud. Quería elegir muy bien ese siguiente paso, era un gran club y dejé grandes amigos allí. Te llama un equipo que no estaba en zona de descenso, había rescindido al entrenador después de cuatro o cinco partidos y tenía cuatro puntos en ese momento, no era un bagaje malo. Desde que se inician los contactos hasta que llego se juegan siete partidos en cuatro semanas y el equipo, muy a mi pesar, cosecha muy malos resultados: siete partidos, seis derrotas, un empate y cero goles a favor.
Lo que al prinicipio parecía un equipo que no tiene un gran inicio, pero que estaba fuera de la zona de descenso, el día que yo llego al final éramos últimos con cinco puntos en 13 o 14 jornadas. Pintaba difícil, pero como entrenador tienes esa ambición de darle la vuelta. En las primeras cuatro jornadas cosechamos sólo un empate a pesar de jugar muy bien en todos ellos y hasta que no abrió el mercado de fichajes y pudimos hacer un cambio en la plantilla no cosechamos buenos números. Luego perdimos sólo un partido en 12 jornadas. Mejoramos, pero no fue suficiente.

Sandefjord

Fuente de la imagen: Eurosport

Su equipo ha recuperado rápidamente la categoría tras sólo una temporada. ¿Está ahora preparado para asegurar la permanencia?
El objetivo principal cuando firmé aquí era sobre todo que el equipo estuviera en Eliteserien en 2020 y eso se ha conseguido. El otro objetivo paralelo era intentar crear una estructura profesional a distintos niveles y tener una identidad como club. Este club es muy joven, los entrenadores han tenido mucho peso con distintos perfiles. Querían apostar por una línea y que les ayudáramos a crear esa identidad desde el fútbol base hasta el primer equipo. Creo que lo hemos conseguido por la forma de trabajar y el estilo de juego. Va a ser un año complicado. Por una serie de restricciones económicas que no esperábamos en 2018, el club ha tenido que reducir el presupuesto un 30 % a pesar del ascenso. Tenemos un presupuesto inferior pero aun así tenemos esa ilusión de ver qué somos capaces de hacer compitiendo contra los mejores. Intentaremos ir paso a paso para ver hasta qué punto estamos preparados con un equipo muy joven, pero con personalidad.
Usted ha trabajado en Países Bajos, Inglaterra o Suecia además de España, países con estilos de fútbol distinto. ¿Cómo definiría su estilo? ¿Tiene algo de cada país o alguna influencia marcada de algún entrenador?
Tengo inquietud por conocer distintos tipos de fútbol porque así puedo ser un entrenador más completo. Vas cogiendo algo de cada país. Al final soy de Barcelona y me ha gustado un fútbol basado en intentar siempre atacar, en ser protagonista del partido, en intentar dominar ciertas zonas del campo a través de una buena organización. Me identifico mucho con el fútbol holandés y el juego de posición. En diferentes equipos por diferentes circunstancias me he visto obligado a adaptarme. Estamos obligados ganar partidos, a adaptarnos a lo que tenemos. Todos tenemos un ideal pero nuestra mayor virtud reside en adaptarnos tanto al contexto en el que estamos a nivel de país y cultura como al tipo de jugadores que tenemos.

Martí Cifuentes

Fuente de la imagen: Eurosport

En la plantilla del Sandefjord hay dos españoles, un andorrano y un brasileño. ¿Imponen ellos la filosofía o domina el grupo nórdico?
Lo nuestro es un caso atípico. Desde que llegamos nosotros, también por la situación que vivía el club, ellos acogieron muy bien todas nuestras ideas y estoy encantado de cómo nos han ayudado los jugadores nórdicos con conceptos que seguramente era la primera vez que se les pedía. Les pedimos un juego de asociarnos, jugando desde atrás buscando ventajas. Todos los noruegos nos ayudaron muchísimo. Los españoles conocen bien esta manera de jugar. Enric Vallés se ha criado en la cantera del Barcelona y tiene muy interiorizado este juego. Rufo es un mediapunta habilidoso, juega entre líneas y eso le va muy bien a este tipo de fútbol. A Marc Vales también lo había entrenado y ya conoce mi idea de juego. Es un mix entre lo bien que nos acogieron los noruegos y el conocimiento del juego que pueden tener los españoles.
Teniendo en cuenta la buena respuesta del equipo tras su llegada a pesar de que no se consiguiera la permanencia, ¿no sueña con que el equipo pueda ir un poco más allá este año?
Esa era la idea en 2018 y durante 2019. La realidad nos ha limitado un poco todos los planes que teníamos y si vemos las apuestas y las predicciones de la prensa va a ser un año difícil. Tengo mucha confianza en los jugadores y en lo que podemos lograr. Todo lo que sea conseguir la permanencia va a ser un éxito. Desde la humildad y el trabajo intentaremos iniciar bien y quién sabe. Vamos a intentar ir paso a paso y a soñar que es gratis, así que ¿por qué no?
Eliteserien
Entrevista Eurosport a Marcos Celorrio: "El Sandefjord supone una oportunidad única"
23/06/2020 A LAS 20:23
Eliteserien
Eliteserien 2020: Sandefjord, el reducto español en tierras balleneras
11/06/2020 A LAS 11:58