Tuve la ocasión de estar en el panel de tertulianos y de preguntarle por cómo fueron esos días previos al anuncio oficial de quedarse jugando en París. Enseguida se dio cuenta el Real Madrid que se había producido un cortocircuito en la negociación.
Presionado por la alta política francesa, convencido por un cheque con ceros interminables, a Florentino y al club que preside no le comenzó a gustar nada una polémica decisión que no puede pasar inadvertida.
Mundial
La FIFA adelanta el inicio del Mundial: Lo hará el 20 de noviembre con el Qatar-Ecuador
HACE 6 HORAS
El día que se incorporó a la selección francesa y se negó a participar en un anuncio publicitario colectivo del equipo nacional, envió un mensaje negativo a la cúpula del Madrid.
No gustó nada ese detalle de Mbappé. Los derechos de imagen son clave en los fichajes del Madrid y ese aire de grandeza, ese gesto de parecer por encima de los demás, ese deseo de exclusividad, le defraudó a Florentino.
"Este no es mi Mbappé", reiteraba Florentino. No hay un jugador, por muy crack que se considere, que esté por encima del Madrid. Ni siquiera el gran ídolo del presidente en su momento, cuando era niño, Alfredo di Stéfano.
Nadie está por delante de la institución. Lo tiene grabado a fuego Florentino, quien ha visto estos años de su mandato como no le ha temblado el pulso resolviendo peticiones de subidas salariales inabordables que podían dañar la estructura salarial del club.
Es muy difícil que el Madrid caiga alguna vez en la tentación del FC Barcelona de abordar una masa salarial fuera de control tal y como le ha ocurrido al club azulgrana, al que por cierto, necesita el Madrid en plena forma para afrontar retos comunes. Son dos de las marcas más poderosas del mundo, disputan un Clásico anualmente con una audiencia planetaria y al Madrid no le interesa ver débil a su eterno rival a nivel económico.
La gran pregunta tras ver a Florentino es si de verdad Mbappé tiene aún algún día una opción de poder jugar en el Real Madrid.
Si bien quedó claro que Mbappé le ha decepcionado a pesar de tener que decidir en una situación de pánico, no se pudo sacar una conclusión definitiva de que Mbappé tenga definitivamente cerrada la puerta del Real Madrid. El mundo del fútbol es voluble y nadie tiene una bola de cristal para adivinar el tablero de clubes y futbolistas en los próximos tres años. Quedó un resquicio abierto en la puerta.
Mientras tanto, y con ese mantra que se ha convertido aquella expresión de tranquilo, tranquilo, Florentino envío un mensaje rotundo sobre su nuevo Mbappé. Esa jerarquía es ahora de Vinicius. El debe heredar el Balón de Oro de Benzema, que prácticamente tiene asegurado este año.
Vinicius costó 45 millones de euros. Fue una operación de riesgo pagar esa cifra por un crío procedente de Brasil. Pero el rendimiento y su próxima renovación han generado tal grado de confianza en el Madrid que se ha ganado el derecho a ser el próximo buque insignia del equipo.
Florentino le dio galones en su comparecencia. Y estímulo para completar su gran relato en el Madrid. Fichado Tchouaméni, el capítulo de grandes nombres parece cerrado este verano en una Liga donde habrá pocos fichajes. El control salarial será férreo. Y por cierto, el único hombre de fútbol que conoce de cerca a Tchouaméni es Robert Moreno, el ex seleccionador y ex del Granada. El ordenó en su día que le fichara el Mónaco. Un café con él, sirvió para poner de relieve una contratación, que según el técnico puede ser determinante en los próximos años. Su humildad para aprender, incluso tiene un preparador personal desde hace años, nos hace estar en alerta ante la llegada de un proyecto de futbolista emergente en el mercado.
Fútbol
El Barça no ha activado la cuarta palanca y se complica el debut de los fichajes
HACE 7 HORAS
La Liga
Los jugadores a seguir en LaLiga 22/23: Nuevos fichajes y jugadores con ganas de reivindicarse
HACE 8 HORAS