Ficha técnica

Portugal: Biai; Costinha, Loureiro, Cardoso, Tavares; Vitinha (Costa, 64’), Capitão, Fábio (Dani, 76’); João Mário (Tiago, 57’), Ramos y Félix (Gomes, 76’).
España: Tenas; Víctor Gómez, García, Hugo, Miranda; Ferrán (Chust, 90'), Blanco, Moha (Mollejo, 87’), Bryan (Jandro, 80’); Sergio Gómez (Ánder, 80’) y Ruiz (Marqués, 90').
Euro Sub 19
Europeo Sub 19, Francia-España (0-0, pen. 4-3): Los de Santi Denia jugarán la final ante Portugal
24/07/2019 A LAS 17:52
Goles: 0-1, Ferrán (34’); 0-2, Ferrán (51’).
Árbitro: Irfan Peljto (Bosnia y Herzegovina). Amonestó a Ramos.
Estadio: Republican (Ereván, Armenia).

Protagonistas

Bryan Gil. El sevillista es un digno sucesor de las constantes camadas de extremos que surgen de la cantera de Nervión, puro talento y con ese punto de descaro barrial que lo convierte en un quebradero de cabeza para los laterales, en este caso un desdichado Costinha que no esperaba que la final se le hiciera tan larga.
Ferrán Torres. El jugador con más vuelo en Primera de esta generación Sub-19 demostró durante la final que en cuanto a inteligencia futbolística está muy por encima del resto. Supo entender que el fútbol se volcaba siempre por la zona de Bryan y Miranda y decidió irse hacia el centro, lo que le permitió anotar los dos goles que llevaron a España al título.
Fábio Vieira. El gran talento del centro del campo portugués apenas se dejó ver en el partido decisivo del torneo disputado en Armenia. No tanto por demérito propio, pues su calidad asomaba incluso en sus intervenciones más tímidas, sino por la gran labor de Blanco y Moha, que lo opacaron con un trabajo solidario y permanente. Tendrá un gran futuro, pero esta vez probó la cara amarga del fútbol.

Nudo

Ferrán Torres (España Sub 19)

Fuente de la imagen: Getty Images

España mostró una cualidad básica en un torneo tan corto como este Europeo, con sólo ocho selecciones en el que a duras penas se puede permitir un fallo. Después del empate con los lusos en la fase de grupos, los de Santi Denia demostraron haber dado varios pasos adelante con el paso de los días y los partidos, y Portugal se encontró de repente un rival mucho más poderoso, más engranado y mucho más decidido en la estrategia a seguir, que pasaba de forma inevitable por las bandas de Ferrán y Bryan.
El valencianista y, sobre todo, el sevillista, se tomaron la final como el mejor escaparate para apuntalar aún más sus incipientes y ya exitosas carreras. Bryan, apoyado siempre por Miranda en la banda izquierda, buscó en todo momento a Costinha, el lateral portugués que sufrió un auténtico calvario y se veía superado en todo momento. Mientras tanto, Ferrán, con mucha menos actividad en su parcela, permanecía vigilante para trazar diagonales al más mínimo despiste de la defensa rival.
Sergio Gómez y Ruiz también estuvieron activos, pero el papel protagonista de la final estaba reservado a las bandas y desde allí se generaba el mayor peligro para la portería de Biai. Tuvo que pasar media hora para que uno de los centros de Bryan lo despejara de forma incorrecta Loureiro. El esférico cayó llovido en el corazón del área, y allí estaba Ferrán dispuesto a capitalizar lo sembrado durante tantos minutos. Con una volea perfectamente ejecutada superó a Biai y puso por delante a la Rojita, gol con el que se llegó al descanso a pesar de alguna tímida aproximación de Portugal, con sus primeros espadas muy desenfocados.
A la vuelta de vestuarios no hubo reacción de Portugal, sino más huecos y la misma filosofía por parte de España, que había encontrado el hueso de su banda izquierda y no pensaba soltarlo. Fue Miranda el que protagonizó el 0-2 tras ser habilitado por Bryan. El barcelonista llegó a la línea de fondo y envió atrás. De nuevo, Ferrán estaba sin apenas vigilancia en el segundo palo. El 0-2 fue inevitable y verdugo definitivo de una Portugal irreconocible tras su buen torneo.
Tenía que haber algún tipo de reacción portuguesa, y llegó por medio de Félix, pero fue entonces cuando reclamó su cuota de protagonismo Tenas, ya decisivo en la semifinal contra Francia y uno de los puntales en los que se asienta este nuevo título para España.
Aumentó el juego duro con los jugadores de refresco Portugal, especialmente a través de Tiago y Ramos, desesperado por no poder mostrar en la final su cualidad de máximo goleador del torneo, y España resistió los golpes con entereza sin entrar en batallas desaconsejables.
Así se llegó al final, a la confirmación de que España suma un título más en categoría Sub-19, el octavo, y la constatación de que, respetando el estilo combinativo, es recomendable introducir variantes para aprovechar el talento particular de cada generación. En el caso de esta generación campeona, el veneno por las bandas de Ferrán y Bryan, que no es cosa menor.
Euro Sub 19
🇪🇸⚽ España remonta ante Italia y se clasifica para las semifinales (2-1)
20/07/2019 A LAS 19:01
Euro Sub 19
Europeo sub-19, España-Italia: Remontada que vale unas semis (2-1)
20/07/2019 A LAS 17:05