Repasamos los últimos equipos españoles que han logrado clasificarse para la primera final de su historia, dejando a un lado a Barça y Real Madrid. Atlético, Sevilla, Athletic, Valencia, Alavés o Zaragoza han sido algunos de los afortunados, y recuerdan aquellas semifinales con nostalgia.
Valencia CF. La primera vez que el conjunto che se clasificó para una final de la máxima competición continental fue también la primera entre equipos españoles en la historia de la Copa de Europa. Además, para llegar a enfrentarse al Real Madrid, el cuadro de Héctor Cúper tuvo que eliminar al Fútbol Club Barcelona en semifinales. Pocos daban el duro por el Valencia, que sorprendió a propios y extraños con un inapelable 4-1 en una noche mágica para Miguel Ángel Angulo, que marcó los dos primeros goles y provocó el penalti del tercero. En la vuelta, Mendieta dejó el pase sentenciado a los nueve minutos y poco importó la remontada azulgrana (2-1). “Sí sí sí, Valencia está en París”, cantaba la afición blanquinegra. Allí perdería 3-0 ante el Madrid, que conquistaría la octava.

El Valencia celebra su victoria por 4-1 ante el Barça en el 2000

Fuente de la imagen: Getty Images

Fútbol
¿Qué cedidos de Madrid, Atleti y Barça merecen volver?
31/05/2021 A LAS 21:14
Atlético de Madrid. Ya había jugado y ganado dos finales de Europa League en 2010 y 2012, además de disputar la final de la Copa de Europa ante el Bayern Múnich en 1974, pero la semifinal de Champions ante el Chelsea de 2014, la que llevó al equipo de Diego Pablo Simeone a la final de Lisboa, es la que se recuerda con más cariño entre la afición rojiblanca. Tras el 0-0 de la ida, el Atlético tuvo la templanza de remontar el gol de su querido Fernando Torres y ganar 1-3 en Stamford Bridge con tantos de Adrián, Diego Costa y Arda Turan. Una noche mágica empañada por la cruel derrota en la final, de nuevo con el Real Madrid como verdugo (4-1).

El Atlético celebra un gol ante el Chelsea en la semifinal de Champions de 2014

Fuente de la imagen: Getty Images

Deportivo Alavés. Todo el país fue babazorro en aquella mítica final ante el Liverpool en Dortmund que acabó en derrota por 5-4. Antes siquiera de soñar con ganar el título, el Alavés de Mané pasó por encima del Kaiserslautern con un espectacular 9-2 global. 5-1 en casa y 1-4 en Alemania. Javi Moreno, Cosmin Contra, Martín Astudillo, Jordi Cruyff y compañía lograron uno de los hitos más recordados del fútbol español, y de paso quedaron como uno de los finalistas más honrosos de la historia de la Copa de la UEFA.

Javi Moreno celebra uno de sus goles en la final de la UEFA entre el Deportivo Alavés y el Liverpool

Fuente de la imagen: EFE

Sevilla CF. A 20 de abril de 2006, el club nervionense todavía no había pisado una final continental, pero el eterno Antonio Puerta cambió para siempre el sino del Sevilla FC en un cruce igualadísimo ante el Schalke 04. Tras igualar a cero en los 180 minutos reglamentarios, el canterano hispalense conectó un disparo cruzado imparable que le catapultó a la gloria. Los de Juande Ramos completaron la fiesta con un 4-0 en la final ante el ‘Boro’ inglés, y volvieron a unas cuentas finales más: ganaron las cinco.

Antonio Puerta (Sevilla) celebra su gol ante el Schalke 04

Fuente de la imagen: Getty Images

RCD Espanyol. Precisamente, solo un año después, el Sevilla volvió a jugar la final y se enfrentó nada menos que al conjunto perico, que había eliminado en semifinales al Werder Bremen. Liderados por Ernesto Valverde, los jugadores blanquiazules firmaron una eliminatoria perfecta, ganando 3-0 en casa (Moisés, Pandiani y Corominas) y remontando en Alemania (1-2, Corominas y Lacruz). Se lo pusieron caro al vigente campeón, a que llevaron a la tanda de penaltis, donde cayeron ante un inmenso Palop. PD: El Espanyol ya había jugado una final de Copa de la UEFA en 1988: también la perdió, esta vez ante el Leverkusen).

Werder Bremen-Espanyol

Fuente de la imagen: EFE

Athletic Club. Más épica fue la eliminatoria de semifinales que debió superar el conjunto bilbaíno en 2012, entonces dirigido por Marcelo Bielsa. El Sporting de Lisboa viajaría a San Mamés con una renta de 2-1. A poco del final, el resultado era el mismo (2-1) tras los goles de Susaeta e Ibai Gómez, así que la prórroga parecía inevitable. Hasta que apareció Fernando Llorente, que conectó un centro desde la izquierda de Ibai para marcar el 3-1 en el 88’, un gol que les metía en su primera final de Europa League (jugaron una de Copa de la UEFA en 1977 frente a la Juventus) ante el Atlético de Simeone. En Bucarest, Falcao no tuvo piedad.

Fernando Llorente (Athletic) celebra su gol ante el Sporting de Portugal

Fuente de la imagen: Getty Images

Real Zaragoza. El club aragonés puede presumir de ser uno de los pocos equipos españoles que cuenta con un título continental, la ya extinta Recopa. Fue en 1995 y en la memoria colectiva siempre figura el gol desde casi el centro del campo de Nayim. Pero antes de derrotar al Arsenal, el cuadro de Víctor Fernández debió hacer lo propio con otro equipo inglés, un Chelsea que cayó 3-0 en La Romareda pero que vendió cara su eliminación en Stamford Bridge (3-1). El doblete de Juan Eduardo Esnáider en la ida marcó el camino.

Esnáider (Zaragoza) anota uno de sus dos goles ante el Chelsea

Fuente de la imagen: Eurosport

Real Mallorca. Curiosamente, el Chelsea fue también la víctima del conjunto bermellón en la última semifinal de la historia de la Recopa. El cuadro balear se llevó un resultado de oro a las islas (1-1, gol de Dani García) y remató la faena en Son Moix de la mano de Leonardo Biagini (1-0). Soler, Ibagaza, Stankovic y compañía no pudieron con la Lazio en la final y Héctor Cúper comenzó su maldición con las finales.

Chelsea-Mallorca, durante la Recopa de 1999

Fuente de la imagen: Getty Images

Fútbol
Koke en 'La Resistencia': Promesa a Broncano y la anécdota con Piqué
28/05/2021 A LAS 12:55
Europa League
Vila-real celebra título en la calle al grito de “Europa és nostra ¡Campions!
27/05/2021 A LAS 18:46