Twitter

Informe: Fútbol femenino en España, espectáculo sin cobrar ni un euro

Informe: Fútbol femenino en España, espectáculo sin cobrar ni un euro

El 19/11/2018 a las 21:31Actualizado El 19/11/2018 a las 21:44

Llovía y mucho en la tarde del domingo cuando Barcelona y Atlético de Madrid se disponían a saltar al césped del Mini Estadi. Más de 4000 personas en las gradas acudieron para disfrutar del mejor partido que se puede ver en el fútbol femenino español.

Las expectativas del enfrentamiento, llamado por muchos El Clásico de la Liga Iberdrola, fueron cumplidas por juego, emoción y goles. El Atlético se adelantó mediante una jugada de estrategia, el Barça respondió con un golazo de Aitana Bonmatí (tras un error de Lola Gallardo, eso sí) y en el añadido, Duggan desató la locura para colocar el 2-1 definitivo. El conjunto de Fran Sánchez pasó de estar a siete puntos a reducir la distancia a solo uno con aquel gol de la delantera inglesa.

El partido tuvo todos los ingredientes para brindar un gran espectáculo a los presentes, que no tuvieron que pagar ni un solo euro para disfrutarlo. El club azulgrana, como viene siendo habitual, no puso precio a las entradas y se limitó a exigir a los aficionados que las retirasen a través de su plataforma online, de cara a obtener una estimación sobre el aforo final.

Precios de entradas en la Liga Iberdrola

De los 16 equipos de la Liga Iberdrola, cinco no cobran al aficionado (sea socio o no) salvo excepciones puntuales y el resto no superan los 10 € de entrada. ¿Es positivo para este deporte que las entradas sean gratuitas o a un precio irrisorio? “Es una forma de captar adeptos, pero por otro lado resta valor a lo que vas a ver, devalúa el producto”, señala Xavi Bové, experto en márketing de fútbol femenino y autor de más de 200 posts en esta rama.

El crecimiento de la Liga Iberdrola en los últimos años, unido a la profesionalización y a la llegada de grandes estrellas, hace que el producto sea más atractivo. La inversión de los patrocinadores, el interés de las marcas y el aumento de audiencias así lo atestiguan. Sin embargo, los precios de las entradas no se corresponden con ese crecimiento. ¿Miedo a que la asistencia en los campos se resienta?

El Fútbol Club Barcelona es el caso más sonado. Junto a Espanyol, Sevilla, Levante y Real Sociedad no cobra al público general por acudir a sus partidos en el Mini Estadi, ya sea contra el colista de la Liga o en Champions contra el Lyon. El Atlético, el otro gran club de la Liga, suele cobrar cinco euros (gratis los socios) y en ocasiones especiales (Champions, Clásico, partido en el que se decide la Liga) dobla a los 10 €.

“No estaría mal que el Barça hiciera tests en ciertos partidos, como ante el Atlético o el de la temporada ante el Lyon, para comprobar cuántos aficionados irían si se cobrase entrada”, nos dice Bové. Al estadio azulgrana, con capacidad para 15.000 espectadores, suele tener una media de 800-900 aficionados en una jornada cualquiera de Liga. El récord llegó en marzo de este año, precisamente en cuartos de final de la UWCL ante el Lyon. Se alcanzaron los 12178 aficionados. Andreu Serret, periodista de LPNSM en Femenino, cree que la estrategia del club no es la adecuada. “Yo creo que le resta valor. Siendo gratis no llegan a los 1000 en el Mini muchos días. Al menos aquí en Barcelona… esa táctica no funciona”.

El Barça celebra un gol ante el Atlético en Liga Iberdrola

El Barça celebra un gol ante el Atlético en Liga IberdrolaTwitter

Bové vaticina una subida del precio de las entradas, al menos en los partidos de Barça y Atlético, en los próximos cinco años, pero cree que los clubes y las televisiones tienen que poner de su parte para que el producto sea atractivo para el espectador. El nivel mostrado por las jugadoras está asegurado, ahora hay que saber venderlo de la mejor forma posible. “El otro día estuve viendo un partido en el que se veía una obra de construcción detrás, y son muchas las veces que se enfocan gradas vacías. Todo eso hay que cuidarlo”. También hay que cuidar al aficionado, tal y como hacen en países como Alemania o Inglaterra, de los que hay que aprender. Por ejemplo, anunciando los horarios de los partidos con más antelación, o organizando eventos festivos alrededor...Pero no regalando entradas.

0
0