Final del partido. El Real Madrid gana 3-1 al Liverpool en un duelo cargado de tensión. Son unos cuartos de final de Champions League. De las celebraciones de Vinicius y Marco Asensio pueden desprenderse la rabia liberada del que ha tenido que soportar cuantiosas críticas en silencio. María Isabel Rodríguez sabe lo que significa, porque lo ha vivido en sus carnes no hace mucho: Pitido final, el Real Madrid femenino gana el derbi al Atlético por la mínima después de haber jugado casi todo el encuentro con una futbolista menos. Misa deja su portería a cero tras firmar intervenciones de verdadero mérito, solo unas semanas después de haber vivido su trago más amargo en el Clásico (encajó cuatro goles y fue expulsada). Mismo escudo, mismos colores, misma celebración. Imposible no sentirse identificada. La pasión es la misma.
La Liga
La polémica: Maxi pidió penalti por un empujón de Alaba y el Madrid otro a Vinicius
HACE 41 MINUTOS
Twitter saca lo peor del ser humano. Pero también lo mejor. Hace años era impensable una revolución como la que vivimos este miércoles. Misa publica las dos fotografías, la suya y la de Asensio, porque el sentimiento es el mismo. Pero tiene que borrarlo porque le cae una lluvia de horribles comentarios machistas. ¿Vale la pena aguantar el chaparrón por un tuit? Cada persona tiene su límite y la guardameta madridista dijo “hasta aquí”. Lo que probablemente no esperaba es lo que vino a continuación: una campaña liderada por la afición madridista convirtió en Trending Topic el hashtag #ConPasiónComoMisa. Asensio descubrió lo que pasó y publicó el ya famoso tuit que desencadenó una corriente sinigual, que dio la vuelta al mundo y que dejó un mensaje doble: no al machismo y sí a la igualdad en el fútbol y en la vida.

'Misma pasión', el atronador mensaje de igualdad que une a Madrid y Barça

Valencia, Sevilla, Cádiz, Osasuna, Alavés, Villarreal, Espanyol y hasta el mismísimo Barça. Equipos internacionales como Tottenham, Chelsea, Everton, Eintracht o el Tigres mexicano. Numerosos jugadores de la Liga, y una parte importante del vestuario del Real Madrid (tras Asensio llegaron Marcelo, Lucas Vázquez, Carvajal o Vinicius). Instituciones como el Comité Olímpico español o leyendas como Pau Gasol. El foco principal era claro: apoyar a Misa ante las vejaciones a las que había sido expuesta. Pero el lema ‘Misma Pasión’ terminó por convertirse en algo mucho más grande y global. Un canto al fútbol, sin importar el género.
Es verdad que el fútbol femenino español avanza a pasos agigantados, a pesar de las constantes trabas administrativas. El convenio colectivo ha conseguido que las futbolistas se dediquen al 100% en su trabajo. Para la próxima campaña ya hay un plan para que la Primera División femenina sea profesional (la primera categoría en la historia del deporte femenino español). Y los éxitos deportivos están ahí, empezando por un Barça que es aspirante a ganar la Champions y una Selección que promete dar guerra en la próxima Eurocopa. Ninguna exige ganar los millones del fútbol masculino. “Por lo menos se nos valore como profesionales”, me decía Sandra Paños cuando le preguntaba por un futuro con igualdad salarial, al menos en la Selección. Luchan por lo que se merecen, porque lo que consiguen en el campo no se refleja con la misma intensidad fuera de él. Un contrato televisivo a la altura, un arbitraje de primer nivel (con VAR, si es posible), inversión de los clubes, ayudas económicas de la RFEF, patrocinadores… contamos ya con una de las mejores ligas de Europa por fútbol, pero estamos en la retaguardia en cuanto a imagen y trato o captación del aficionado.

Récord en el Wanda Metropolitano

Fuente de la imagen: Eurosport

Es en esto último donde los clubes tienen que dar el do de pecho. Lo tienen facilísimo y aquí Real Madrid se ha movido como pez en el agua: ser del Madrid no es ser solo del equipo masculino. “Obviamente el Real Madrid está aprovechando las sinergias del masculino. Todos los éxitos a nivel digital los estamos viendo en activaciones con Mahou, jugadoras cinco estrellas… estamos hablando de una gran empresa que tiene un conocimiento brutal a la hora de generar contenido. Se aprovecha de una estructura que ya existe”, nos contaba hace poco Xavi Bové, experto en márketing referente a fútbol femenino. Vídeos con patrocinadores, retransmisión de los partidos por Twich, protagonizar un documental de HBO… todo suma a la hora de atraer a los mismos aficionados que están dispuestos a compartir su pasión del masculino al femenino. Vale para el Real Madrid y para el Cádiz, el Valencia, el Rayo, el Osasuna o el Racing de Santander. Creo que este movimiento ha servido para fortalecer la identificación del aficionado con el club, sin distinción de secciones o sexo.

La lacra tras las redes

La pasada semana Thierry Henry anunció su decisión de cerrar todas sus cuentas de redes sociales. ¿La razón? “El alto volumen de racismo, intimidación y tortura mental” hacia las personas. “Tiene que haber algo de responsabilidad. Es demasiado fácil crear una cuenta, usarla para intimidar y acosar sin consecuencias y permanecer en el anonimato”, explicaba la leyenda gala.
Twitter es un arma de doble filo. El haterismo está a la orden del día y hemos aprendido a convivir con él, pero cuando se sobrepasa el límite casi nunca hay consecuencias. Son los propios usuarios quienes logran, en ocasiones, convertir una experiencia desagradable en un grito contra el machismo, el racismo o la discriminación. En una palabra. contra el ODIO. Esta revolución habría sido imposible sin el tuit de Asensio (qué importante es que los futbolistas, capaces de llegar a millones de personas, contribuyan de esta forma), mientras que muchos otros individuos (por llamarlos de alguna forma), ocultos tras un perfil falso, siguen acosando sin remordimiento alguno, sin una lupa que les coloque en el escaparate.
Este miércoles Twitter mostró su mejor cara gracias a la unión de todo el mundo del fútbol. Hace siete años nadie habría imaginado esta avalancha global en contra del machismo, que ha traspasado fronteras e incluso ha sido protagonista en portada del diario deportivo en castellano más leído del planeta. Este éxito no puede caer en saco roto: animo a reaccionar de la misma forma cada vez que alguien sufra cualquier tipo de acoso, empezando por el que ha tenido que pasar Misa. Para que, como dice Marco, nada ni nadie te impida decir lo que piensas. Nunca.
La Liga
🚨EN DIRECTO🚨 Valencia y Real Madrid buscan el liderato con Hazard de titular
HACE UNA HORA
Bundesliga
La vaselina monumental de un Haaland que no deja de asombrar
HACE 3 HORAS