EFE

Garriga: "En Nueva Zelanda a los españoles nos decían que éramos alarmistas"

Garriga: "En Nueva Zelanda a los españoles nos decían que éramos alarmistas"
Por EFE

El 25/03/2020 a las 10:40Actualizado

Madrid, 24 mar (EFE).- Nueva Zelanda apura las horas antes de que entren en vigor medidas más restrictivas con el objetivo de frenar el avance del coronavirus en el país. Allí reside Gerard Garriga, futbolista del Waitakere United. EFE le entrevistó en exclusiva.

Pregunta: ¿Cómo están viviendo las horas previas al cambio de situación que van a experimentar en Nueva Zelanda?

Respuesta: Te cambia por completo el plan de vida. La gente ya no va a trabajar, nos tenemos que quedar en casa. Tenemos permiso para salir a la calle pero de forma bastante limitada. Nos han dicho que salgamos lo mínimo posible. Si alguien quiere correr, salir a hacer deporte... pero hay que evitar los paseos familiares, salir de casa. Ir al supermercado, alguna compra necesaria y poco más.

P: Conociendo lo que conoce de la sociedad neozelandesa... ¿Cree que es lo suficientemente responsable como para cumplir a rajatabla lo que le han pedido?

R: Yo creo que sí. Por lo que he visto aquí la gente es bastante responsable. Hoy por ejemplo he salido al supermercado y ya no había nadie por la calle. Los locales están todos cerrados. Al ver cómo ha sucedido en otras partes del mundo, hay bastante cuidado para que no se expanda mucho por aquí.

Pero no sabes cómo va a aumentar el número de gente que va a tener el virus y por tanto no sé cómo va a ir. Dependiendo de los números de los siguientes días se verá si limitan más o menos. Yo confío mucho en la sociedad de aquí y estoy casi seguro de que la gente se va a quedar en casa.

P: ¿Qué noticias llegan de lo que pasa en España?

R: Llegan bastantes noticias de Italia y España. La verdad es que hace una semana o unos diez días la gente no estaba muy preocupada. A los españoles, cuando hablábamos con la gente de aquí, nos veían como muy alarmistas.

Nosotros estamos viviendo la situación muy cercana con nuestros familiares y aquí nos decían que éramos muy alarmistas. Ellos lo veían muy lejano, algo que estaba pasando muy lejos y que aquí no había casos. En nada la gente se ha empezado a preocupar, ha empezado a preguntar más. Y ahora es un sin parar de noticias.

P: ¿Qué valoración hace del sistema sanitario neozelandés? ¿Lo ve preparado para enfrentarse a lo que se le puede venir encima?

R: No tengo gran información del sistema pero sí que saliendo por la calle estos días, hablando con gente, confían mucho en el Gobierno y en el sistema sanitario. Cuando hablas con ellos te hablan con seguridad, te dicen que todo irá bien y que están muy tranquilos.

Eso te tranquiliza pero viendo los números de camas y de UCIs que tienen aquí, sí que preocupa un poco porque no es un gran número para la población que hay. Pero ellos están muy tranquilos en ese caso y confían mucho en el Gobierno y en la sanidad.

P: El coronavirus empezó en Asia y pese a que Nueva Zelanda está más cerca de allí, comienza ahora a hacerse patente en el país. ¿Cómo se explica?

R: Aquí hay bastante negocio con el mercado asiático y cuando salió el coronavirus, fueron muy tajantes y cerraron bastante pronto las fronteras. Actuaron de forma veloz. Aquí ha llegado hará unas dos semanas y los primeros casos fueron a través de gente de Nueva Zelanda o turistas que venían desde Europa, muchos de ellos huyendo del coronavirus. Son quienes en mayor parte lo han traído.

P: ¿Os sorprendió jugar el 14 de marzo con todo lo que estaba sucediendo en el mundo?

R: No, nada. Jugamos el 14 de marzo, ganamos 5-2 y nos clasificamos para los playoffs. Veías con un poco de preocupación lo que podía pasar, que se podía suspender, deseabas que no llegase aquí el virus. pero todo parecía bajo control.

Estábamos casi convencidos de que acabaríamos la liga pero el coronavirus avanza en nada y en tres días pasamos de estar convencidos de que jugaríamos los playoffs y nos intentaríamos clasificar para la Champions a dar la liga por terminada.

P: Allí hay dos ligas, por decirlo de alguna manera. La primera que se acaba de finiquitar y una segunda que está por ver si se disputa o no. ¿Qué decisión se ha tomado tras la cancelación de la competición que estabais disputando?

R: Tras reunirse la federación y todos los clubes decidieron dar por campeón al Auckland City, que iba líder a falta de dos jornadas. Además el segundo clasificado ha ido directamente a la Champions de Oceanía.

Fueron bastante tajantes, viendo lo que pasaba a nivel mundial creyeron que era la mejor decisión. Ahora hay que ver cómo avanza todo y cuando acabe habrá que esperar para empezar la otra liga y ver cuántas jornadas vamos a jugar y cuántos días por semana. Ahora hay incertidumbre.

P: ¿Cómo es vivir en un país donde el rugby, y no el fútbol, es el deporte rey?

R: Cuando llegué aquí se me hizo muy extraño que en las noticias no saliera el fútbol, que solo se hablara de rugby y no conocieran a los futbolistas. Pero el fútbol está dando pasos de gigante en los últimos años y ya es el deporte que más se practica.

Aun así será complicado que le dé un zarpazo al rugby en el plano mediático. Nueva Zelanda es conocida por el rugby, por los 'All Blacks'. Es un país donde uno de los mayores exponentes que tienen es ese y lo promocionan mucho, pero creo que en los siguientes años algo va a cambiar.

Carlos Mateos Gil