EFE

James encuentra calma en Colombia en medio de la tempestad que vive en Alemania

James encuentra calma en Colombia en medio de la tempestad que vive en Alemania
Por EFE

El 13/10/2018 a las 06:42Actualizado

Bogotá, 12 oct (EFE).- Un control, un giro de 180 grados y un zurdazo desde el borde del área que entró por la esquina superior derecha de la portería del estadounidense Zack Steffen le bastó a James Rodríguez para encontrar calma con Colombia en medio de la tempestad que vive por su irregularidad en el Bayern Múnich.

El centrocampista de 27 años brilló en el amistoso que Colombia le ganó por 2-4 a la selección de Estados Unidos, pues además del gol le hizo una asistencia a Miguel Borja, que anotó de media volea, y participó en las jugadas de los otros dos tantos, hechos por Radamel Falcao García y Carlos Bacca.

Asimismo, la fecha coincidió con el séptimo aniversario de su debut con la camiseta de la selección de mayores, que fue el 11 de octubre de 2011 en un partido de eliminatorias contra Bolivia que su equipo ganó por 1-2 en La Paz.

"Ha habido muchas alegrías, tristezas también, pero creo que he hecho muchas cosas buenas en estos siete años", afirmó Rodríguez al término del partido.

Su triunfal regreso a la Cafetera después del Mundial de Rusia llega como una bocanada de aire puro en un momento en el que ha sido fuertemente criticado por su flojo rendimiento en el Bayern Múnich, donde incluso Lothar Matthaus, uno de los ídolos del club, lo criticó por quejarse de jugar poco como titular.

"James se siente ofendido cuando no juega de titular. Luego sale de titular y juega como si no fuera parte del equipo", dijo el exjugador del Bayern el lunes pasado tras el partido que su equipo perdió como local por 0-3 con el Borussia Mönchengladbach y en el que el colombiano tuvo una actuación discreta.

En lo que va de esta temporada, James ha participado en seis de los siete partidos de la Bundesliga, en los cuales ha completado 316 minutos y anotado dos goles, mientras que en la Liga de Campeones disputó los dos juegos.

Las gambetas, los pases de gol y los remates al arco ante los norteamericanos disiparon el ruido y ratificaron que cada vez que Rodríguez se pone la camiseta de Colombia una sonrisa aflora.

"Cada uno tiene derecho a hablar, a mí me resbala todo y yo no le paro bolas (pongo cuidado) a eso", apostilló James.

El trabajo del centrocampista estuvo apoyado por la magia del creativo Juan Fernando Quintero, a quien solo le bastó media hora para hacer daño con sus pases filtrados y demostrar que vive el mejor momento de su carrera.

El volante del River Plate le dio alegría al fútbol de la selección colombiana en la segunda mitad y encontró en Rodríguez un socio para hacer estragos en la defensa de Estados Unidos, que vio cómo uno de sus pases le llegó preciso a Falcao para empatar el partido.

Colombia tuvo minutos de gloria que quedaron grabados en la retina de los aficionados porque evocaron los mejores momentos de fútbol del equipo en las eliminatorias y en el Mundial de Brasil 2014.

Otro de los jugadores que aprovechó la oportunidad de mostrarse en el amistoso fue Borja, el goleador de la Copa Libertadores, quien sólo necesitó de 20 minutos para sacarse del bolsillo una pirueta con la que consiguió vencer la resistencia de Steffen y anotar su tercer gol con la tricolor.

Así, el delantero del Palmeiras mostró sus credenciales y comienza a consolidarse como una de las piezas fijas de la selección, a la espera de que llegue un nuevo entrenador.

0
0