El primer partido amistoso del Barcelona, con la presencia de Messi tras protagonizar un culebrón con su posible salida, centró los focos en el argentino. Messi tuvo protagonismo porque volvió a llevar el brazalete y porque estuvo muy activo en ataque.

Fútbol
Última hora del fútbol: Sergio Camello renueva con el Atleti hasta 2024
HACE 7 HORAS

Pero el crack tambié fue protagonista porque llegado un momento del partido se cansó de recibir patadas y se quejó a un rival. Lo contó su adversario, el jugador del Nástic Javier Ribelles en el Chiringuito: "Tenía claro que Messi no podía girarse, porque si lo hace y te encara es complicadísimo. En una de esas que va a recibir de espaldas le encimo con todo, con los pies, las manos, con el pecho.... Dejó el balón, se giró y me dijo: '¿Qué haces, boludo? ¡Dejá de darme patadas, que estás todo el rato igual' Y yo me quedé sorprendido y le respondí: 'Es que si eres el mejor te tengo que dar patadas, no te puedo dejar girarte porque me vas a ganar".

Fútbol
Lo que el Barça no dice mientras se habla de Messi
HACE 14 HORAS
Champions League
Koeman explica la baja de Messi: "Necesita descanso"
HACE 14 HORAS