El finlandés Olli Rehn, presidente de la comisión de la FIFA encargada del programa COVID-19 y vicepresidente de la Comisión de Gobernanza, ofreció este miércoles detalles del desarrollo del plan, que en su tercera fase contempla subvenciones de 1 millón de dólares para las asociaciones y 500.000 dólares más para fútbol femenino y de 2 millones para las confederaciones.

La Nueva Normalidad en el fútbol post-coronavirus

Fútbol
Gruden y Payton son multados con 100.000 dólares por no usar máscara
EN 2 HORAS

Rehn dijo que según las estimaciones de la FIFA y de expertos externos, "la situación general antes de la pandemia de COVID-19 era que el fútbol a nivel de asociaciones miembro y de clubes tenía un valor aproximado de 46 billones de dólares" y que esa era la previsión para 2020 "en caso de que la pandemia no hubiese ocurrido".

"La FIFA reaccionó para mitigar el efecto dramático de la pandemia en el fútbol y su economía. Está en una posición financiera fuerte y toda la organización está comprometida con ello", indicó en un encuentro con medios, en el que consideró que la vigencia del plan dependerá de la evolución de la situación en 2021.

De acuerdo a este programa, todas la federaciones tienen a su disposición una subvención de solidaridad de 1 millón de dólares a pagar en dos cuotas -500.000 desde julio de este año y 500.000 a partir de enero de 2021- y otra más de 500.000 específicamente para fútbol femenino también desde julio pasado.

También pueden solicitar préstamos sin intereses de hasta el 35 % de sus ingresos anuales auditados y presentados a la FIFA antes del 1 de marzo de 2020. Independientemente de los ingresos, las federaciones tienen derecho a solicitar uno o más préstamos que sumen un valor total de 500.000 dólares. Ninguna podrá superar un máximo de 5 millones.

Desde el pasado julio las confederaciones tienen igualmente derecho a recibir una subvención de 2 millones de dólares y a solicitar uno o más préstamos que sumen un valor total de 4 millones de dólares.

Olli Rehn destacó el gran daño que la paralización del fútbol ha causado en Europa y Sudamérica principalmente, así como la falta de público en la reanudación de algunas competiciones. "Los clubes y asociaciones miembros de Europa fueron los más afectados en términos absolutos, pero relativamente han sufrido más fuera de Europa, especialmente en Sudamérica", señaló.

Fútbol
4-2. Liga de Quito se cerca a octavos y deja al Sao Paulo al borde del abismo
EN UNA HORA
Fútbol
0-6. River Plate vuelve a humillar a Binacional
EN UNA HORA