Vila-real (Castellón), 21 ene (EFE).- La buena primera vuelta completada por el Villarreal no ha dejado una completa sensación de alegría, ya que como el técnico del equipo, Unai Emery, ha manifestado, esta primera mitad del campeonato ha sido positiva, pero no satisfactoria.
Al equipo castellonense se le escapó en el encuentro del miércoles ante el Granada (2-2), la posibilidad de llegar al ecuador de la competición en puestos de Liga de Campeones, aunque está inmerso en la lucha por llegar a esas posiciones.
La sensación de insatisfacción en el Villarreal es consecuencia de los ocho empates que ha sumado el equipo en los primeros diecinueve partidos de Liga y, sobre todo, de la percepción de que varios de ellos se podían haber ganado, tal y como ocurrió en el último, ante el equipo andaluz, en el que el equipo falló un penalti en tiempo de prolongación.
Premier League
Ridículo de Agüero: Pidió disculpas tras fallar un penalti a lo Panenka
HACE 9 HORAS
Desde un prisma positivo, destaca que el Villarreal no conoce la derrota en casa, donde acumula cinco victorias y cinco empates, y que solo ha sufrido dos derrotas, las sufridas en sus desplazamientos para medirse al Barcelona (4-0) y al Sevilla (2-0).
La primera vuelta ha estado marcada por la derrota en la tercera jornada ante el Barcelona, tras la que Emery cambió su idea de juego para pasar a un 4-3-3 con la entrada de Vicente Iborra como pivote junto a Parejo y Trigueros. A partir de ahí, el equipo se mostró más sólido y competitivo y estuvo, en el conjunto de todas las competiciones, veinte encuentros sin perder.
Los números globales en Liga son de 32 puntos, con ocho victorias, nueve empates y dos derrotas, con un equipo tipo formado por Sergio Asenjo, Mario, Albiol, Pau y Pedraza en defensa y un centro del campo con Iborra, Trigueros y Parejo, a los que acompañan Gerard Moreno, Moi Gómez y Paco Alcácer en ataque.
Gerard Moreno con diez tantos es el máximo goleador del equipo, Pau Torres el jugador más utilizado, Dani Parejo el jugador que más pases ha dado, Raúl Albiol el que más despejes ha hecho, y Pedraza el que más ha desbordado.
La parte negativa de esta primera parte de la temporada son las lesiones, ya que el equipo ha acumulado varias y algunas graves, como las del Vicente Iborra o Alberto Moreno a las que se suman las musculares de jugadores como Paco Alcácer, Gerard Moreno, Mario Gaspar, Moi Gómez, Carlos Bacca o Pervis Estupiñán, que han acumulado semanas de ausencia.
Otro de los capítulos adversos es Take Kubo, un jugador que ha salido del equipo tras no tener los minutos esperados y se ha marchado al Getafe. Mientras que en el capítulo de llegadas, el club decidió reforzarse con Estupiñán y Étienne Capoue para solventar las bajas de larga duración de Moreno e Iborra.
Javi Mata
Fútbol
5.000 valencianistas se manifiestan contra la gestión de Peter Lim
HACE 10 HORAS
La Liga
Athletic-Osasuna: Los rojillos se quedan para combatir hasta el final
HACE 10 HORAS