EFE

La impaciencia de Marinakis acaba con la paciencia de Karanka

La impaciencia de Marinakis acaba con la paciencia de Karanka
Por EFE

El 11/01/2019 a las 17:59Actualizado

Londres, 11 ene (EFE).- Aitor Karanka ha durado poco más de un año en el Nottingham Forest. El proyecto a dos años y medio de plazo del que disponía se ha venido abajo por la impaciencia del dueño del club inglés, Evangelos Marinakis, que ha llevado al técnico español a presentar su dimisión este viernes.

El germen de la discordia brotó hace unas semanas, cuando los rumores sobre un posible despido de Karanka se propagaron en Nottingham.

Una racha de cuatro partidos sin ganar -dos empates y dos derrotas- tuvo su punto culmen cuando el Forest dejó escapar los tres puntos ante el Norwich City (3-3), uno de los candidatos al ascenso, tras ir ganando 0-3.

El equipo se alejó de las posiciones de playoff a la Premier League y, ante las habladurías de que le echaran, los aficionados de los 'Tricky Trees' lanzaron en Twitter el 'hashtag' #DontSackAitor para apoyar al español.

El respaldo tuvo efecto y el Forest logró ganar al líder de la Championship (Segunda división inglesa), el Leeds United, por 4-2.La posterior derrota ante el Chelsea en Stamford Bridge en la FA Cup entraba dentro de lo previsible, por lo que los aficionados del Nottingham no dudaron en espolear a su entrenador con cánticos en la segunda mitad del encuentro.

Todo parecía más calmado, pero este jueves volvieron los ecos de despido. Las cámaras trataban de captar la llegada de Karanka a la ciudad deportiva del equipo para comprobar si seguía dirigiendo al equipo, mientras el español completó una sesión más entre las verdes praderas del centro de Inglaterra.

Se especulaba con la posibilidad de que el empresario griego Evangelos Marinakis hubiera perdido la paciencia y estuviera dispuesto a despedir a Karanka, pese a que el Forest es séptimo, a cuatro puntos de los puestos de promoción.

La noticia no sorprendía por el carácter explosivo del griego.

Marinakis también posee al Olympiacos, club que compró en 2010 y por el que han desfilado la friolera de 17 entrenadores en los últimos nueve años, incluyendo los españoles Óscar García (duró tres meses), Víctor Sánchez del Amo (duró un mes), Míchel (aguantó casi dos años) y Ernesto Valverde, que en su segunda etapa en el equipo del Pireo estuvo poco menos de dos años.

El bagaje del griego en el Forest no es tan flagrante, pero quizás solo por falta de tiempo. Desde que se hizo con el 100 % del club inglés en mayo de 2017, cuatro entrenadores han pasado por el City Ground, aunque dos de ellos lo han hecho de manera interina.

La inestabilidad comienza a ser un hábito en el club que ganó dos Copas de Europa en los 70 y que se hizo grande al amparo del legendario Brian Clough, quien estuvo en el banquillo del Forest desde 1975 hasta 1993.

Karanka parecía ser el indicado para romper una racha de ocho años sin que un técnico acabe una temporada completa con los 'Tricky Trees', pero la presión ha acabado con el español presentando su dimisión.

Cuando Karanka llegó a la ciudad de Robin Hood, el 8 de enero de 2018, el Forest ocupaba la decimocuarta posición en la tabla. Un año después, el equipo está a las puertas del playoff, algo que para Marinakis no parece ser suficiente.

0
0