Getty Images

Historias Eurosport: El Tamudazo, el derbi que arrebató una Liga al Barça

Historias Eurosport: El Tamudazo, el derbi que arrebató una Liga al Barça

El 06/12/2018 a las 20:58Actualizado El 08/12/2018 a las 10:46

Ha pasado más de una década, pero el Tamudazo todavía está presente en las mentes de muchos aficionados del Barcelona, del Espanyol, y, por supuesto, del Real Madrid, el mayor beneficiado del tanto que Raúl Tamudo anotó para silenciar al Camp Nou un 9 de junio de 2007. Un gol que significó una Liga.

Da la sensación de que las ligas de este siglo solo las disputan el Barcelona y el Real Madrid. Algo que no es correcto. Tras el doblete liguero del Valencia en la 2001/02 y la 2003/04, únicamente el Atlético de Madrid ha sido capaz de romper esa hegemonía con su título en la 2013/14. Hubo otra temporada, la 2006/07 en la que el Sevilla luchó hasta el final por ser campeón.

Fue un campeonato disputadísimo. Con los tres clubes mirando cada jornada la clasificación como si cada fecha fuese la última. Los andaluces llegaban a la recta final de Liga con la UEFA en el bolsillo (ganada el 16 de mayo) y con la final de Copa del Rey por disputar (ganarían al Getafe el 23 de junio). Pagaron el exceso de partidos y en la jornada 37 empataron a cero en su visita a Mallorca. El resultado les dejaba a dos puntos de Madrid y Barça a falta de un partido, misión imposible.

El líder hasta la jornada 34 había sido el Barcelona, cuando los blancos les igualaron a puntos, remontando precisamente al Espanyol en casa. Desde entonces merengues y culés se mantuvieron igualados hasta el final del campeonato, calcando sus resultados. Terminando con los mismos puntos. Siendo la Liga para el Madrid por el golaverage particular entre ambos.

Cada partido era un drama alimentado por el conjunto dirigido por Fabio Capello. Con remontadas en los últimos minutos o empates in extremis en una persecución que duraba desde principios de año. Se llegó pues a la famosa jornada 37 con los blancos líderes, jugando en Zaragoza, y los blaugranas empatados a puntos recibiendo a su vecinos para el derbi.

Los jugadores del Espanyol celebrando el gol de Tamudo al Barcelona en el Camp Nou en la Liga 2006/2007

Los jugadores del Espanyol celebrando el gol de Tamudo al Barcelona en el Camp Nou en la Liga 2006/2007Getty Images

El Barcelona comenzaba con susto en casa. Raúl Tamudo marcaba a la media hora. Si bien la tranquilidad llegaba rápido. Diego Milito anotaba un minuto después para adelantar a los maños. Después, los culés se colocaron líderes con dos goles de Messi (43’ y 56’) que remontaban el partido. La victoria les hacía sumar de tres mientras el Madrid, que había empatado al Zaragoza en el 56’ (Van Nistelrooy), volvía a perder por el segundo tanto de Milito.

18 segundos de diferencia

Todo parecía ir de cara para los culés. Hasta que su vecino, decidió aguarle la fiesta en una combinación astral de los acontecimientos. Los blancos empataban a dos con otro tanto de Van Nistelrooy (en el 87’). Algo que no seguía dejando líder al Barça. Un liderato que solo duró 18 segundos más. 18 segundos fue la diferencia de tiempo que hubo entre ese gol del holandés y el Tamudazo. El delantero perico aprovechaba un pase al hueco de Rufete para igualar también a dos el marcador. Y colocar al Madrid líder de nuevo.

Un gol que supuso la trigésima Liga merengue. Un gol que llegaba en el momento justo. Un gol que tenía sabor de victoria para el Espanyol. Un gol marcado por el máximo rival local. Un gol que haría pasar el derbi barcelonés a la historia de los finales de Liga. Un gol que supuso la pérdida de un campeonato para el Barça. Un gol lleno de significados.

Gonzalo Higuaín celebrando un gol al Zaragoza, Liga 2006/2007

Gonzalo Higuaín celebrando un gol al Zaragoza, Liga 2006/2007Getty Images

En la última jornada el Madrid se medía al Mallorca en casa y el Barcelona visitaba al Gimnástic de Tarragona. Los culés golearon 1-5 y el los blancos le pusieron un poquito de emoción al empezar perdiendo. La remontada, en casa, para ganar 3-1 era difícil que no llegase después de los finales de infarto que habían vivido durante encuentros anteriores.

"Me lo siguen recordando"

"¡Cada día me lo recuerda alguien por la calle! Da igual donde esté. Cuando estuve en el Pachuca, en México, fuimos a jugar un partido a Los Ángeles y allí todos eran del Madrid o del Barça. Uno me decía: 'Ehhh, nos jodiste la Liga, nos jodiste la Liga'. Y otro: 'Gracias, tío, ¡nos diste la Liga!'. ¡Hasta en Dubái! Fui a Emiratos Árabes y en el control de pasaportes un empleado me dijo algo muy entusiasmado. Pedí que me lo tradujeran: 'Dice que les jodisteis la Liga'"

0
0