Uno de los duelos más interesantes de todo Villarreal-Barcelona es el que mantienen Gerard PIqué y Gerard Moreno, y este año, en el que el delantero groguet está destacando más que nunca desde que fichó por el club en el verano de 2018 y está peleando de tú a tú con los mejores goleadores de LaLiga.
El origen de sus desencuentros se remonta a los primeros meses de 2018, momento en el que el Espanyol y el Barcelona protagonizaron un cruce de cuartos de final de la Copa del Rey más caliente de lo habitual en los derbis catalanes. Piqué, catalizador de la inquina de la afición periquita, fue protagonista en el RCDE al recibir -él y su familia- cánticos y pancartas ofensivos por parte de los radicales blanquiazules. Las declaraciones de Piqué refiriéndose al rival ciudadano como "Espanyol de Cornellà" hirió no sólo a la afición, sino también a los jugadores de la cantera espanyolista, entre los que destacaba Gerard Moreno.
El 1-0 favorable al Espanyol en la ida fue remontado en la vuelta por el Barcelona, pero aún quedaba un tercer partido en LaLiga antes de que los ánimos se enfriaran. En una tarde lluviosa en Barcelona, las refriegas entre el delantero periquito y el defensa azulgrana fueron constantes. En medio de la batalla, ambos consiguieron marcar. Gerard adelantó al Espanyol y a falta de ocho minutos empató Piqué, que mandó callar a la afición local, inflamando aún más la furia interior de Gerard.
Eurocopa 2020
La España de Luis Enrique: Sin credibilidad en las áreas
HACE 16 HORAS

Gerard Moreno (Espanyol) y Gerard Piqué (Barcelona)

Fuente de la imagen: Getty Images

Minutos después, una durísima entrada de Gerard a Piqué terminó con amonestación para el 7 del Espanyol, generando una tangana. Tras el partido, Piqué dijo que su gesto era una reacción justificada ante el cariz de los insultos recibidos: "Que insulten a mi familia es faltar al respecto. Mandar callar a la gente es una cosa del juego. Es lo mínimo que podía hacer después de todo lo que ha pasado". La tensión entre los jugadores de ambos equipos continuó en el túnel de vestuarios, según reflejó Gil Manzano, el árbitro de aquel partido, en su acta.
El fragor de aquel duelo nunca se llegó a apagar por completo, y siempre que ambos se han vuelto a ver las caras, ahora con Gerard en las filas del Villarreal, ha vuelto a haber algún cara a cara más tenso de lo normal. Las declaraciones de Piqué en programas como La resistencia, en el que se jactó de tener más patrimonio personal que todo el Espanyol, ha hecho que la afición del eterno rival nunca lo perdone. En una convocatoria de la selección, Gerard Moreno aclaró que no es más que una rivalidad muy exacerbada, pero no va más allá.
Cuando estaba en el Espanyol, hubo un par de partidos… Pero respeto mucho a todos los jugadores, igual que a Piqué. Son cosas que quedan dentro del campo. Él es muy culé, yo soy muy perico y había tensión en el campo, pero no va más allá".
Mercado de fichajes
Piqué se suma a Messi y pide a Laporta más madera: "Ojalá venga Haaland"
11/06/2021 A LAS 16:29
Mercado de fichajes
Así juega Eric García, el canterano culé que el Barça ha repescado del City
01/06/2021 A LAS 08:40