El Atlético, líder, iba por detrás en el marcador ante el Málaga pero se repuso por medio de Alderweireld. El 1-1 dejaba a los azulgrana con posibilidades de acercarse a un solo punto en la clasificación y llegar con confianza al duelo decisivo en el Camp Nou.
Pero el Barça del Tata Martino firmó en el Martínez Valero uno de sus peores partidos de la temporada. Una actuación muy por debajo del nivel de sus figuras ante un Elche dirigido por Escribá y formado por futbolistas de clase-media baja. Un recién ascendido al que le bastaba con sumar un punto para lograr la salvación matemática. Haciendo valer su solidez, los alicantinos aguantaron las embestidas culés en el primer tiempo y se limitaron a mantener el resultado en el segundo. Un tiro al palo de Iniesta, un disparo de Alexis Sánchez desde lejos y una falta lateral de un Messi desaparecido fueron las ocasiones más claras del Barcelona, que apenas inquietó la meta defendida por Manu Herrera tras el descanso.
Pudo haber perdido la Liga el Barça esa misma noche de no ser un sorprendente empate del cuadro de Simeone en casa. Los dos minutos entre el final del partido en Elche y el del Calderón se hicieron larguísimos. Una parada milagrosa de Willy Caballero a Adrián López evitó la tragedia del cuadro culé, que finalmente se jugaría el título en el último partido. Sin embargo, la versión dada en el Martínez Valero dejaba muchas dudas en un equipo obligado a ganar ante el que había sido hasta ese momento el equipo más regular del campeonato.
La Liga
VOTA: ¿Quién ganará? Todo lo que debes saber de las elecciones del Barça
AYER A LAS 13:46

Tata Martino (Barcelona)

Fuente de la imagen: Getty Images

"Después del remate al travesaño de Andrés (Iniesta) temí que nos podía pasar lo mismo que en otras ocasiones y la tranquilidad se volvió en cierto nerviosismo", confesó el Tata Martino en rueda de prensa, asegurando que el resultado era bueno solo por lo que había pasado en el Calderón. “Antes de empezar el partido pensábamos que no nos alcanzaría este resultado”. Fue una jornada de locos, en la que los tres grandes pincharon y en el que el Real Madrid de Ancelotti fue el único que se cayó de la lucha por el título. El verdugo, el que meses más tarde sería el entrenador azulgrana: Luis Enrique Martínez.
Con todo, el Barça no pudo pasar del empate en el Camp Nou y perdió la Liga ante un Atlético que conquistaba el torneo doméstico por primera vez en 18 años. Acabó la temporada en blanco, ya que el propio Madrid se haría con los títulos de Champions y Copa del Rey, este último derrotando al Barça en Mestalla con la famosa cabalgada de Bale ante Bartra. Fue el último año sin los tres grandes títulos hasta el curso pasado, cuando volvió a quedarse de vacío. ¿Se repetirá esta temporada?
Fútbol
Última hora del fútbol, en directo: Salah puede complicar el fichaje de Mbappé
05/10/2020 A LAS 17:35
Fútbol
Sergio Ramos, Messi, Benzema, Bernat y Arias, los nombres del día
HACE 5 HORAS