Lo único bueno de todo esto es que el barcelonismo se ha dado de frente con la realidad y ya no se deja (aunque lo siguen intentando) engañar. Nadie en Barcelona habla de Europa y de la Champions, porque nadie confía en hacer "algo" potable en la máxima competición. todas gracias, recordamos un día más, al incapaz de Josep Maria Bartomeu, peor presidente de la historia del club, con permiso de Joan Gaspart.
Griezmann se va. Salida necesaria y más que justificada, tanto en lo económico como en lo deportivo. En lo económico estaba claro que el club no podía asumir la ficha del francés. Era de locos imaginar que un club en quiebra pudiese seguir pagando esa ficha a un jugador, que no nos engañemos, no ha estado a la altura de lo que se espera de alguien de 130 millones de euros. Fue un error ficharle, y el jugador se equivocó fichando. La coartada que le "tapaba" Messi le sirvió hasta que Messi fichó por el PSG. Desde que se fue el argentino, Griezmann ni ha marcado, ni ha chutado a puerta ni ha sido protagonista. Bien vendido, aunque económicamente hablando la operación sea una ruina se mire por donde se mire.
Tridente de marca blanca. No ha pasado tanto desde que en 2015 este equipo reinaba en Berlín con Suarez, Neymar y Messi en la delantera. Ahora, seis años después, el Barcelona podría formar con un delantero que llegó del Leganés, el tercer delantero del Sevilla y un delantero/streamer que ya ha jugado los mejores 100 partidos de su vida. Con estos mimbres toca ser realista, y ser consciente que este año el objetivo es meterse entre los cuatro primeros. La prioridad es jugar la Champions del año que viene, buscando ingresos que ayuden a salir de esta mega crisis que padece el club. Pensar en títulos es mentir o engañar. Tocan años duros de travesía en el desierto. Paciencia.
La Liga
Atlético Madrid-Mallorca: La hora de Cunha antes de la gran final de Oporto (18:30)
AYER A LAS 17:17
Koeman on fire. le han propuesto renovar su contrato con una serie de cláusulas bastante absurdas. Poner por escrito que debe de ganar títulos (se le suponen), jugar al ataque (obvio) y cosas de ese tipo suenan a estupidez. Además, Koeman firma lo que sea, porque desea entrenar al Barcelona, pero al final hará lo que le dé la gana. ¿Riqui Puig es el protegido de Laporta? pues no le da bola, banquillo o fuera de las convocatorias. Koeman. a estas alturas de su vida, no está para que le digan lo que debe hacer o alinear, hará lo que le dé la gana y si no les gusta, adiós.

Bombazos y culebrones frustrados: Así quedan los grandes tras el mercado

Fútbol
La corta pero contundente frase del padre de Messi a quienes critican su séptimo Balón de Oro
02/12/2021 A LAS 08:47
Ligue 1
La bonita inspiración ciclista de la portada de L'Équipe presentando el PSG-Niza de hoy (21:00)
01/12/2021 A LAS 09:32