Llamó la atención que el club madrileño se hiciera con los servicios de un delantero brasileño que jugaba en Alemania y que participaba en los Juegos Olímpicos. La mayoría de atléticos giraban la vista hacia Tokio para, a través de Eurosport, seguir la manera de desenvolverse del atacante sobre el césped. La búsqueda para encontrar una alternativa a Luis Suárez era uno de los deberes que el entrenador encargó a la dirección deportiva. La realidad es que pasaban las semanas y la entidad no terminaba de cerrar al acompañante. La ecuación se había reducido a dos nombres que se acabarían descartando por la imposibilidad de pagar sus traspasos. El elegido por Andrea Berta, el único dirigente del club que habla a diario con el técnico, era el goleador serbio Vlahovic. La Fiorentina provocó sacar tajada con un suculento traspaso, pero el Atleti no se obligó a condenarse afrontando una operación imposible de encajar en el balance.

Matheus Cunha

Fuente de la imagen: Getty Images

Cunha tampoco resultó el segundo en la lista. Mientras Simeone seguía insistiendo en apurar para esperar a Griezmann, la propiedad mantenía dudas en considerar si lo mejor era repatriar al francés y, lo más básico, si el FC Barcelona terminaría aceptando una cesión, lo más que podría aspirarse desde el Metropolitano. Por eso, la dirección buscó alternativas económicas para afrontar el fichaje de Rafa Mir. Se entendía que el delantero cartagenero había crecido, en el último curso, lo suficiente como para encajar en el Atleti. Sin embargo, diferencias finales con el Wolverhampton lo condujeron a Sevilla, que, agazapado, terminó firmando al jugador. Era el momento de arriesgar y apretar por un joven de 22 años que había transitado por Europa con poco ruido y buen ritmo de goles. No era un ariete al uso, pero corría bien al espacio y podría funcionar como una alternativa saludable para Suárez.
Supercopa de España
¡Qué momentazo! La emoción de la madre de los Williams tras el gol de Nico
13/01/2022 A LAS 21:25
Con 18 años, en el verano de 2017, abandonó Coritiba para firmar por el FC Sion. Los rojiblancos más maduros recordarán con ingrato sabor al conjunto suizo y aquella visita al viejo Calderón. Uno año más tarde, los cazatalentos del RB Leipzig decidieron abonar 15 millones de euros por el espigado brasileño. Un curso en Suiza, con diez goles anotados, había bastado para que la fábrica germana apostara por un imberbe de 19 años. Si para Cunha todo transitó con satisfacción en la primera temporada, en enero de 2020, en el transcurso de la segunda, era traspasado al Hertha por 18 ‘kilos’ en una operación que sorprendió por la escasa paciencia del club vendedor. Nueve goles en año y medio era el bagaje que desencadenó la venta. Para los ojeadores del Atleti nos encontramos ante un futbolista prometedor que podría encajar en el esquema de Simeone por su nivel asociativo, por aclarar el vacio del campo y por el sacrificio que ofrecía en la Bundesliga desde una óptica que no es la del ‘9’ puro.
Tras ganar la medalla de oro en los Juegos, aterrizó en Madrid en una operación que rondó los 26 millones de euros, además de los variables que se desprenden del contrato firmado. Hasta el momento, no ha conseguido ser titular en ninguno de los doce partidos que ha disputado debido a que partía como quinto delantero de la plantilla. Para el técnico existe una jerarquía que aplica a todos aquellos que se estrenan con el escudo rojiblanco. Así las cosas, el ránking actual lo encabeza Suárez porque parte del lugar de los 21 goles del curso pasado; lo sigue Griezmann, el favorito del entrenador, quien mantiene un historial de gloria en la memoria del técnico; Joao Félix sube posiciones porque arrastra ser el fichaje más caro de la historia del club; y Correa completa el póker con goles, silencio y resignación. A Cunha le han explicado que el comportamiento del menudo argentino conduce al éxito de cara al entrenador y quizá, por eso, el brasileño admite que asiste a una carrera de fondo: porque es joven, porque debe aprender aún y porque no puede precipitarse, ni cometer errores, ni futbolísticos, ni de manifestación.
No se trata de jubilar a Suárez. El uruguayo sigue siendo fundamental cuando el Atleti cuela el balón en el área contraria. Desde esa zona de peligro es una máquina de cantar goles. Pero partido a partido, Cunha solicita paso. Con unos números todavía precarios para armar ruido -dos goles en doce presencias-, la sensación que ofrece es que la suplencia no será eterna. Falta saber cómo Simeone afrontará los descansos del charrúa, cuyo rostro delata su malestar cada vez que es cambiado o cuando arranca el choque desde el banquillo. Cómo gestionar tanta cantidad y tanta calidad es la asignatura a la que se enfrenta el técnico argentino porque ahora el brasileño ha opositado para merecer más minutos. Además, parte como el ‘9’ de Brasil y, desde la suplencia, es una acción imposible mantenerse como hombre fuerte en el ecosistema. Tengamos claro que un gol no ciega a nadie, pero también es seguro que partido a partido el crecimiento de Matheus es una constante para que el Cholo confíe como lo hace Tite.
Supercopa de España
⚽⚽ El Athletic remonta al Atlético y alcanza la final de la Supercopa (1-2)
13/01/2022 A LAS 20:52
Supercopa de España
La polémica: ¿Y el VAR? Los dos claros penaltis a Lemar y Sancet que se quedaron sin pitar
13/01/2022 A LAS 19:22