La pregunta retórica que se cruza en puente aéreo es que entidad gana más con el intercambio de jugadores entre Saúl y Griezmann. Para opiniones, los colores. En el Atlético de Simeone admiten que perderían un valor seguro en el centro del campo, un referente para los canteranos y un futbolista polivalente, pero necesitado de una catarsis vital para impulsar su carrera deportiva cuya venta se estima clave para él y para poder adquirir un delantero de nivel. Mientras, en el Camp Nou no han conseguido enamorarse del delantero, pese al reconocimiento casi general de sus condiciones como goleador y generador de juego en el área contraria. Si a esto se resta el fuerte desembolso realizado hace dos cursos y los emolumentos propios originados por el traspaso, el necesitado es el Barça que se siente más que obligado a desprenderse del jugador para poder inscribir a los nuevos fichajes… y a Messi.
Que Saúl busca un cambio es algo que se conoce desde hace dos temporadas. El centrocampista ilicitano no ha terminado de sentirse cómodo en el esquema rojiblanco. Simeone ha sabido aprovechar su polivalencia, pero cambiar el medio por el lateral no ha convencido al jugador. Con resignación, Saúl asume que el baile de posiciones ha terminado influyendo en su rendimiento hasta el punto de perder status tanto en el equipo rojiblanco como su ausencia dejó de ser noticia en las listas de internacionales con la Roja. El futbolista ha cambiado de hábitos, se ha refugiado en su familia, trabaja con actores individuales como complemento a los servicios que le presta el club. Lo ha intentado todo, pero algo no funciona. En este Atleti campeón faltó la luz de Saúl, no se notó la aportación del mediocampista, se fundieron los plomos de un jugador que contó con la confianza del técnico, pero que no fue capaz de devolverla. Sin ofertas cuantiosas que lleguen al Metropolitano, el intercambio es una plataforma pública para hacerse notar en la Premier… el único mercado real que lo podría acoger.

¿Qué ganan y pierden Barça y Atlético con el trueque Griezmann-Saúl?

Fútbol
🇪🇸🔝 España, con Putellas titular, golea a Escocia y da un paso de gigante para ir al Mundial
HACE 6 HORAS
Que el Barça no cuenta con Griezmann se refleja en los jugadores que ha firmado Laporta: Agüero, como señuelo para Messi, y Depay, como guiño a Koeman, a quien se le dijo “te busco relevo Ronald”, para dar marcha atrás porque ahora no te puedo echar ya que no encuentro sustituto. Con un nuevo presidente sin apego al francés, Antoine, por fin, se ha dado cuenta de que sobra en la plantilla del Barça. No es idolatrado por la afición, porque el amor incondicional es para Messi, y participa como uno más del grupo, tal y como le dijo su esposa en aquel documental sobre su decisión que tanto interés refresca verlo hoy. Lejos queda su tibia relación con el ídolo argentino, quien ya aclaró su preferencia: antes Neymar que cualquiera. Así las cosas, solo la salida de Mbappé lo acercaría a París, un destino. Luego queda Inglaterra, que es como un viejo baúl donde cabe todo. Es decir, que cuando no hay soluciones todo se apremia a buscar hueco en la competición inglesa. Pero el ‘brexit’ ha rebajado las intenciones y ha reducido el mercado. No para estrellas como Griezmann, aunque las nuevas adquisiciones sí condicionen la conformación de los integrantes de las plantillas. Además, el sueldo del galo es un problema… aquí y en la Premier League.
La propiedad rojiblanca ya ha mantenido contacto con la hermana de Griezmann, su asesora deportiva. El mensaje de acogimiento genera tranquilidad al chico, a la vez que solivianta a determinados sectores de la afición rojiblanca. Algunos hablan de que la traición de Griezmann se asemeja a la de Agüero o Hugo Sánchez. No lo creo. Cada uno en su época y en su contexto. El regreso de Antoine debería hacer espabilar a Joao Félix, o bien lo abocaría a despeñarse. Pero como dice Simeone, esto va de presente y no de ídolos y el francés debería ganarse el puesto, porque salvo que el técnico argentino se desate es casi una quimera unir a los dos junto a Suárez en un once recurrente. Pero también es seguro que el credo del entrenador disipa dudas respecto al éxito del rendimiento del galo y… a su óptima relación con los anfiteatros del Metropolitano.

'El Principito' renace en 2021: Regreso espectacular de Griezmann

La presidencia azulgrana observa con detenimiento el proceso. Forzado a sacarse a Griezmann para reducir la masa salarial, hereda los errores de la anterior junta directiva. Y uno de los más sonoros resultó el traslado de Luis Suárez al Atleti, financiado por el Barça. Por aquí parte una de las aristas para cuadrar el negocio. Si los rojiblancos se muestran firmes y reclaman una cantidad pendiente de la ‘venta’ del galo en 2019, los azulgranas valoran en un coste más alto al francés que a Saúl, pese a ser éste un jugador perseguido por los culés y cuya preferencia de adquisición figura en el mismo documento de traspaso posterior a realizarse el pago de la cláusula en la sede de LaLiga. Pero Laporta no quiere retratarse como Bartomeu y por eso pelea un desembolso. No quiere un cambio a pelo por el temor de que Griezmann oposite al éxito en Madrid y Saúl se la pegue en Barcelona. Sólo un empujón de los dos futbolistas puede acelerar el trueque porque nadie debe olvidar que el Barça vive en la necesidad de desprenderse del ‘7’, mientras que el Atleti no transita por el mismo espacio. Se quedaría sin delantero de nivel, con un Saúl a regañadientes, pero con un jugador de categoría… siempre que realice la necesaria catarsis personal.
La Liga
Los miércoles de Antonio Sanz: La suplencia de Cunha y la ingrata jerarquía
HACE 7 HORAS
Fútbol
Piqué aclara las normas de Xavi y asegura que no le prohibieron ir a 'El Hormiguero'
HACE 7 HORAS