El mercado de fichajes del Covid ha dejado claro que la Liga ha perdido distancia y entidad financiera a pasos agigantados con respecto a sus competidores. La Premier, que ya era el mercado más apetecible para futbolistas y clubes a la hora de vender, se ha convertido indudablemente en el mejor escaparate del fútbol mundial. Diga lo que diga Tebas, cuyo futuro al mando de la LaLiga está más que cuestionado por el escándalo del Fuenlabrada, los ingleses van en AVE mientras nuestros clubes a duras penas cogen el Cercanías.

Si uno analiza los movimientos más destacados del mercado se encuentra un panorama desolador. Cristiano se fue a Italia, Neymar a Francia, Bale a Inglaterra y Messi ha estado a un paso de marcharse a la Premier. Quedan Benzema, con 35 años, y Suárez, con 33, reciclado en un Atlético en el que seguro que Simeone le saca el último rédito que le quede. Pero la realidad es que los futbolistas huyen a Inglaterra en busca de buenos contratos, además del poderío que demuestran sus equipos en el mercado.

Fútbol
Olaza, baja de última hora por “motivos sanitarios”
EN UNA HORA

Cierre del mercado: De Dembelé a Cavani, las operaciones abiertas

¿Se imaginan al Elche robándole una de sus joyas al Real Madrid? Pues en la Premier hay tanto poderío que eso pasa. El Sheffield le ha quitado al Liverpool al joven Rhian Brewster, 19 años y campeón del mundo Sub-17, pagando ¡26 millones de euros! Por ponerles en situación, el Villarreal se ha gastado 32 en Estupiñán, Coquelin, Parejo, Rulli, Cuenca, Kubo, Foyth y Mario González. El Sevilla es el que más ha gastado del pelotón medio, 70 millones, pero ha ingresado 60. Monchi sigue coleccionando cromos y se puede decir que su plantilla este año es más completa que el año pasado y podrá luchar por todo. Especialmente tras decir a no una oferta mareante del City por Koundé.

La Premier ha sacado a pasear la billetera y poco les importa que no se esté ingresando el dinero del ticketing, ya que el contrato televisivo que han negociado es obscenamente mejor que el que ha cerrado Tebas aquí. Entres los candidatos a pelear por los títulos destaca el desembolso del Chelsea (247 millones), seguido del City (157) y con el Liverpool dejándose 80. Pero lo que verdaderamente llama la atención es el gasto de equipos de clase media como Aston Villa (82,5 millones), Everton (75), el recién ascendido Leeds de Bielsa y Victor Orta (88) o el Leicester (66). Inversiones impensables en LaLiga donde el Real Madrid ha invertido 0 euros en reforzar su plantilla, recuperando jugadores cedidos.

Kai Havertz Timo Werner

Fuente de la imagen: Getty Images

Si hablamos de nombres propios, la Bundesliga ha visto cómo se fugaban a la Premier jugadores como Thiago, Werner o Kai Havertz. A España Inglaterra le ha 'robado' jugadores como Rodrigo, Thomas, Ferrán Torres, Reguilón, o James y Bale, aunque estos dos más que un robo han sido un alivio para Zidane. Italia ha seguido cambiando cromos entre sus equipos y ha pescado cedidos y descartes en LaLiga, con el retorno estrella de Morata a la Juventus (está por ver si juega) y la llegada de gente como Brahim o Pedrito.

El Fair Play Financiero, que a estas horas está más cerca de no ser aplicado por la UEFA que de salir adelante, derivará en una suerte de Luxury Tax que pagarán los equipos que no equilibren su balance de gastos. Pero para cuando eso ocurra, probablemente la Premier ya mirará por el retorvisor a la Liga, la Serie A y la Bundesliga. Lo ocurrido en Lisboa en agosto, la hecatombe española en Champions, tiene pinta de ser algo más que un resfriado como alguno advirtió. Del Teatro de los Sueños al Teatro de los Tiesos.

Fútbol
Arrasate: “Necesitamos esa victoria que en lo psicológico nos tranquilice”
EN UNA HORA
Copa del Rey
Koeman: "Jugar en césped artificial no es excusa; tenemos que cumplir"
EN 43 MINUTOS