EFE

Las claves del triunfo madridista en Amsterdam

Las claves del triunfo madridista en Amsterdam
Por EFE

El 14/02/2019 a las 14:17Actualizado

Madrid, 14 feb (EFE).- El Real Madrid obtuvo una buena ventaja en Amsterdam, en la ida de los octavos de final ante el Ajax (1-2), en un encuentro en el que tiró de sacrificio antes de mostrar galones de campeón, con la irrupción del VAR de estreno en Liga de Campeones, Vinicius decisivo y Marco Asensio marcando tras 69 días.

Las claves del triunfo del Real Madrid fueron:

1. Sacrifico antes de pegada

De la buena racha de resultados que protagoniza el equipo de Santi Solari, el de Amsterdam fue el que dejó mayores dosis de sufrimiento. En momentos de errores en salida de balón, dominio del Ajax y dudas ante la presión rival, el Real Madrid no dejó de ser un bloque unido en el sufrimiento. Esperó el momento adecuado para sacar a relucir su recuperada pegada. Hasta en los minutos de duda transmite una imagen de poderío, da la sensación de tener capacidad para hacer daño en cualquier acción. Ganar sin estar acompañado de su mejor imagen es una circunstancia nueva en una temporada en la que las desconexiones iban acompañadas de malos resultados.

2. El VAR de estreno

Con rapidez, acudiendo el colegiado a banda para cerciorarse de una jugada que dejaba dudas y con explicación posterior de UEFA en sus redes de la decisión adoptada. Impecable. Así se estrenó el VAR en la Liga de Campeones. Decisivo en un tanto con empate a cero en el marcador anulado al Ajax que fue un duro golpe para el equipo holandés en momentos que apretaba con ímpetu y acariciaba el gol. Hasta esta ronda de la competición el tanto habría subido al marcador. Ningún colegiado habría sido capaz de visionar la posición ilegal de un jugador que además dificultó a Courtois en su visión tras cometer un grave error al no blocar un balón blando. Tras las quejas madridistas en España por el criterio del VAR, en Europa salió favorecido de una jugada que hace meses habría costado cara.

3. Vinicius decanta el duelo

Se esperaba el regreso de Gareth Bale al equipo titular -tres suplencias en duelos de altura eran demasiado para la figura del galés-, por lo que uno del tridente ofensivo debía salir del once. Vinicius es intocable para Solari y el sacrificado tuvo que ser Lucas Vázquez. En su ausencia se comprueba su importancia. Clave en el balance defensivo. El jugador que desequilibra, cambia el ritmo e inventa en el Real Madrid es 'Vini'. Europa conoció su verdadero nivel en su tercera aparición, la primera como referente. Decantó el duelo con una de esas carreras en las que tras marcharse en velocidad de su defensor, no hay rival que frene sus diabluras según entra en el área rival. Su conexión con Benzema es especial y le puso el balón del primer tanto. Un mazazo para el Ajax y su gran desgaste físico.

4. El reencuentro con el gol de Asensio

No marcaba desde que le hiciera un doblete al modesto Melilla en la Copa del Rey el 6 de diciembre, pero sobre todo no se sentía importante en un partido desde entonces. Una lesión en el Mundial de Clubes y el regreso con protagonismo para compañeros que lo merecen, han provocado que los minutos sean caros y sus apariciones esporádicas. Necesitaba firmar buenos minutos, derribar de nuevo la puerta para demostrar que su rol es diferente en la plantilla al que le ha deparado el 2019. Lo hizo en un escenario especial, Amsterdam, con un segundo apellido que delatan sus raíces holandesas, Willemsen. Su familia en la grada y una dedicatoria que siempre tiene en el recuerdo a su madre, fallecida hace ocho años. Desde que salió al césped lo intentó y a la tercera apareció por sorpresa en el segundo palo para marcar el tanto del triunfo a placer. Asensio está de vuelta y quiere más.

5. Ramos, celebración y amarilla con polémica

Cumplió 600 partidos con el Real Madrid como el líder indiscutible de la plantilla. Capitán y referente. Imagen de un equipo que está marcando una época. Dejó un partido inconmensurable, líder de una defensa que sufrió, achicando balones como pudo en un nuevo ejercicio de entrega y pura raza. Cuando llegó el tanto del triunfo a tres minutos del final, decidió que perderse la vuelta no era mala idea. Cometió una clara falta y recibió la amarilla que le provocaba sanción. Lo llegó a admitir en declaraciones tras el partido de las que se tuvo que retractar con rapidez con un mensaje en redes sociales para evitar la sanción de UEFA.

Roberto Morales

0
0