La Masía, esa fábrica de cracks mundiales que ha sido en los últimos años la célebre residencia que alberga a los canteranos del Barça parece que pierde la magia. Los últimos proyectos de estrella salidos de la residencia culé, parece que se han quedado en el camino.
Messi, Iniesta, Xavi, Puyol, Valdés, Piqué, Busquets, Cesc… todos ellos salieron de la Masía y se han convertido en cracks mundiales, campeones de todos los grandes títulos. Primero lucieron con Rijkaard, luego vino la exitosa era Guardiola, la época más laureada de la historia del club. Hasta la selección española calcó el modelo de juego culé para colmarse de una gloria plasmada en dos Eurocopas y un Mundial.

Andrés Iniesta, Xavi y Gerard Piqué protestan ante Undiano Mallenco

Fuente de la imagen: EFE

La Liga
Messi y el Barça se duermen a la hora de la siesta
26/02/2015 A LAS 14:13
El peso de la cantera culé en el fútbol del Barcelona –en el campo, en muchos momentos, los 11 futbolistas culés eran canteranos– y en el fútbol español, ha sido innegable. El modelo de juego e incluso los patrones físicos de los futbolistas han sido objeto de imitación por parte de muchos equipos y entrenadores, pero sin el éxito del modelo original.
Pero ahora, cuando más necesita el Barça a su cantera por la sanción impuesta por la FIFA que impide al club fichar hasta enero de 2016, ésta parece haber parado de producir cracks para lanzar al panorama “juguetes rotos”.
Los juguetes rotos de la Masía
Quizás el paradigma del momento que atraviesa ahora la cantera del Fútbol Club Barcelona, sea Bojan Krkic. El jugador de ascendencia serbia que se esperaba que se convirtiera en estrella y que ostenta el honor de ser máximo goleador de la historia de la cantera culé, con 703 goles, hace tiempo que se estancó. Después de salir del Barça en 2011, pasó sin destacar por Roma y Milan. Esta temporada recaló en el Stoke City, en el que parece que vuelve a recuperar parte de su nivel perdido.

Tello y Cuenca en el Barça.

Fuente de la imagen: AFP

Tello, Cuenca o Jeffrén son otros tres ejemplos. El primero, está cedido en el Oporto y pese a que arrancó el año despuntando, en los últimos meses su protagonismo en el equipo de Lopetegui se ha visto mermado. Cuenca se marchó al Ajax en 2012 y tras no entrar en los planes de Luis Enrique para este curso, hizo las maletas y se fue a La Coruña para enrolarse en las filas del Deportivo, donde tampoco está dando muestras de su calidad. Jeffrén se fue de la ciudad condal para firmar por el Sporting de Lisboa en el que militó durante dos años y medio que fueron bastante grises para él. En el pasado mercado de invierno fue fichado por el Valladolid.
También está el caso de Thiago. Uno de los llamados a ser sucesores de Xavi. Guardiola lo convenció para que se fuera a Múnich con él. En el Bayern estaba cuajando grandes actuaciones, pero lleva prácticamente un año inédito por culpa de las lesiones. También están los casos de Deulofeu y Denis Suárez que tuvieron que marcharse cedidos al Sevilla para tener minutos, donde ambos están ofreciendo un rendimiento intermitente.

Gerard Deulofeu.

Fuente de la imagen: AFP

Bartra, Montoya, Rafinha y Sergi Roberto son los únicos de esta generación de juguetes rotos que siguen a las órdenes de Luis Enrique, aunque su participación en los momentos importantes de la temporada es prácticamente testimonial.
Las nuevas esperanzas
El aficionado culé vio al comenzar esta temporada como surgían las figuras de Sandro o Munir, pero ambos se han ido diluyendo dentro de los planes del técnico asturiano del Barcelona, pasando a jugar con el filial, entrenado por Eusebio Sacristán. Un Barça B, que navega por puestos peligrosos dentro de la segunda división, pero en el que también hay otros proyectos con muy buena pinta. Aunque, a tenor de lo sucedido en los últimos tiempos, cada vez generan menos ilusión en el seguidor barcelonista. Buenos ejemplos de ello son Samper, al que muchos empiezan a comparar con Guardiola; Dongou, el delantero que se hizo con el galardón mejor jugador africano de la pasada Liga Adelante; o Adama Traoré, un extremo que está teniendo altibajos en esta temporada y con el que se especula que podría salir cedido al final de la misma.

Adama Traoré celebra un gol con el Barça

Fuente de la imagen: EFE

Fútbol
¿Quería poner esa foto? El pique de Ronaldinho y Ramos en Twitter
18/06/2021 A LAS 18:02
Champions League
UEFA permitirá a Barça y Madrid jugar la Champions 2021/2022
15/06/2021 A LAS 17:37