Tiene razón Ronald Koeman cuando dice: “Hablamos demasiado de Leo”. La misma razón que alberga el jugador argentino cuando respondió esto nada más bajarse de un avión tras quince horas de vuelo y ser preguntado por su relación con Griezmann: “Estoy cansado de ser siempre el problema de todo en el club”.

Mientras se sigue hablando de Messi, el Fútbol Club Barcelona está a nueve puntos del Atlético de Madrid en Liga, con una plaga de lesiones de jugadores importantes (Ansu Fati, Piqué y Sergi Roberto) y con una ‘revolución’ a medio hacer tras el 8-2 del Bayern.

La Liga
De triplete en triplete, En-Nesyri ya es Pichichi
HACE 4 HORAS

Este sábado en el Wanda Metropolitano repitieron en el once titular del Barça ocho jugadores que estuvieron presentes en la peor noche europea de la historia azulgrana. Cuando el balón echó a rodar el equipo volvió a evidenciar una tremenda fragilidad defensiva: “Al Barça no le pueden hacer un gol como este”, dijo el propio Koeman.

El partido siguió con escasa reacción por parte azulgrana y con una lesión de Gerard Piqué que finalmente reviste gravedad y que, de paso, evidencia los problemas o, mejor dicho, la falta de soluciones que el propio Barça ha ejecutado con la plantilla. Tal vez Koeman está cansado de que le pregunten y que se hable de Messi. Aunque con la boca pequeña, pidió en repetidas ocasiones el fichaje de un central o que llegara su deseado Memphis Depay, el técnico neerlandés tampoco es que abra mucho la boca para quejarse del exceso de jugadores de ataque y el déficit en defensa y centro del campo.

En el ‘entorno’ azulgrana se habla más de la salida de Leo Messi al Manchester City que de la llegada de jugadores a Can Barça para suplir a Piqué reforzar el centro del campo. De los problemas acarreados del techo de gasto salarial que publicó recientemente LaLiga o de la potestad de la junta gestora de poder firmar altas y bajas también se está hablando poco o nada mientras el nombre de Messi sigue en boca de todos, aunque no vaya a jugar porque su entrenador ha decidido darle descanso.

Mientras, las semanas pasan y aunque la clasificación para octavos de final de Champions League parece encarrilada gracias a los nueve puntos sumados en los tres primeros partidos, la imagen del equipo en Liga y la falta de diligencia para que el club y los candidatos acaben de cerrar el capítulo electoral siguen haciendo aún más compleja esta situación.

Las preguntas sobre Messi seguirán amontonándose en cada rueda de prensa o 'canutazo', pero las respuestas efectivas de Koeman y de quienes llevan las riendas del club no acaban de pronunciarse. Y así es realmente difícil que el Barça pueda hablar en el campo.

El peor Barça en el peor momento

Koeman explica la baja de Messi: "Necesita descanso"

Supercopa de España
Apelación mantiene la sanción a Messi: no jugará contra el Elche
AYER A LAS 12:29
Mercado de fichajes
Mercado internacional hoy: Pogba y el Madrid, cada vez más difícil
AYER A LAS 09:22