Redacción Deportes (EE.UU.), 29 oct (EFE).- Los campeonatos logrados en octubre por Los Ángeles Lakers y los Dodgers de Los Ángeles, han generado mayor presión a los Rams en su lucha por ganar el Super Bowl.

Al menos eso es lo que se desprende de los intercambios de mensajes que a través de las redes sociales se han hecho las estrellas de los Dodgers, nuevos campeones de la Serie Mundial del béisbol de las Grandes Ligas, con jugadores destacados de los Rams, encabezados por el mariscal de campo Jared Goff.

Fútbol
Palmeiras recibe refuerzos para un partido que puede hasta perder
EN UNA HORA

Los Rams, que en el 2019 ya estuvieron a las puertas de conseguir el título de Super Bowl LIII, que al final perdieron por 3-13 frente a los Patriots de Nueva Inglaterra, esta temporada han vuelto a estar entre los favoritos al título de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

Su marca ganadora de 5-2 les permite estar empatados con los Cardinals de Arizona en el segundo lugar de la División Oeste de la Conferencia Nacional (NFC).

El mariscal estelar de los Rams, Jared Goff, admitió que en los intercambios de texto que mantuvo con los jardineros Cody Bellinger y Joc Pederson, de los Dodgers, tras haber vencido a los Rays de Tampa Bay, el asunto principal era la felicitación y la motivación de que también era el momento para ellos de lograr un título.

Los Ángeles se ha convertido en una ciudad de campeones una vez más con un mes de octubre histórico, a pesar de la pandemia del coronavirus, y los Rams quieren extender esa racha ganadora cuando llegue el 7 de febrero, tiempo de celebración del Super Bowl LV.

"Sería muy bueno hacer la tripleta con nosotros involucrados", declaró Goff. "Es algo de lo que definitivamente estamos conscientes, absolutamente".

La ciudad de Los Ángeles festejó dos coronaciones en una sucesión tan corta que no tiene precedente, por parte de los dos equipos más queridos del área metropolitana.

Aunque los Rams tienen más seguidores que los Chargers de Los Ángeles en el deporte más popular del país, saben que no ocupan en el corazón de la ciudad un sitio tan especial como el de los Dodgers y Los Lakers, especialmente después de que sus dueños mudaron al equipo a Anaheim y San Luis durante 36 años, antes de que Stan Kroenke los llevara de regreso a casa en el 2016.

Pero los Rams esperan convertirse en el pilar del deporte en las próximas décadas en la segunda zona metropolitana más grande de Estados Unidos.

El nuevo y flamante estadio SoFi de 5.000 millones de dólares de Kroenke, en Inglewood (California), antigua sede donde los Lakers tenían el Forum de Los Ángeles, es el mayor paso hacia esa meta.

Pero sin lugar a dudas el traer un tercer campeonato nacional en cuatro meses a Los Ángeles podría asegurar a los Rams un puesto para siempre entre los seguidores locales.

La gran interrogante es si actualmente los Rams cuentan con el potencial deportivo para conseguir esa meta.

Aunque llevan tres temporadas consecutivas con marca ganadora, incluida la del 2018 cuando disputaron el Super Bowl, actualmente por delante ellos hay equipos más poderosos en la NFC como son los Seahawks de Seattle (5-1) y los Packers de Green Bay (5-1).

Mientras que en la Conferencia Americana (AFC), están los actuales campeones del Super Bowl LIV, los Chiefs de Kansas City (6-1), los invictos Steelers de Pittsburgh (6-0), la única franquicia que todavía no conoce la derrota en la NFL, y los Ravens de Baltimore (5-1).

Ante esta realidad, los Rams, de momento, esperan seguir por el camino ganador cuando el domingo visiten a los Dolphins de Miami (3-3).

Fútbol
4.000 Asientos del antiguo Vicente Calderón tienen una segunda vida en Alcalá
EN UNA HORA
Fútbol
Ronaldo niega la venta del Real Valladolid y habla de "oposición fantasma"
EN 28 MINUTOS