EFE

Messi, recital de líder en un derbi sin color

Messi, recital de líder en un derbi sin color
Por EFE

El 09/12/2018 a las 00:06Actualizado

Madrid, 8 dic (EFE).- El argentino Leo Messi firmó dos goles magistrales de falta en una exhibición de poderío del líder, el Barcelona, con duro castigo a un Espanyol apagado en el derbi, en una decimoquinta jornada en la que el Sevilla dejó escapar el triunfo en el último suspiro y el Atlético de Madrid no falló.

Recupera la firmeza el Barcelona al ritmo de Messi, imponente en un derbi sin historia. El Espanyol, alejado de la imagen alegre que le llevó a instalarse en la zona alta, jugó sin la intensidad necesaria para optar a sumar. Fue un juguete en manos del Barcelona en el primer acto. Tres goles y dos remates a los postes de un resultado que pudo ser aún más escandaloso.

Tardaba 17 minutos en abrir la goleada Messi con una falta perfecta a la escuadra, Dembélé extendía su dulce momento con otro gran gol y Luis Suárez, tras estrellarse con la madera, superaba sin espacio a Diego López por debajo de sus piernas antes del descanso. Sin historia ni premio al orgullo 'perico' del segundo acto, Messi firmaba por primera vez un doblete de falta (0-4), a un Espanyol que pasa de acariciar el liderato a enlazar cuatro derrotas consecutivas y caer a mitad de la tabla clasificatoria.

El Sevilla mantenía el pulso al Barcelona pero un despiste final le costó caro y se distancia tres puntos. En Mestalla, ante un Valencia que no encuentra su identidad, en un partido sin ritmo y de pocas ocasiones de gol, el oportunismo de un jugador que explota el mejor momento de su carrera, Pablo Sarabia, impulsaba a los andaluces. Tuvieron la sentencia pero André Silva se estrelló con la madera.

El enfado de Copa del Rey, con el triunfo por la mínima ante el modesto Ebro, se enlazó con la impotencia de la grada de Mestalla ante el juego de su equipo. La pañolada precedió un tanto milagroso, gracias a un testarazo de Diakhaby a una falta de Parejo, en la prolongación que dejaba un empate a uno final, el noveno empate en quince jornadas del equipo de Marcelino García Toral que no encuentra el camino para meterse en la lucha para la que está diseñado.

Mucho más claro lo tiene el Atlético de Madrid de Diego Simeone que sacó a relucir su pegada para castigar al Alavés según fue trabajando el partido. Sin Diego Costa cumplió en el testigo Niko Kalinic, autor del primer tanto rematando como pudo, con el estómago, un centro lateral de Arias.

Ni la plaga de lesiones en defensa que sufre el Atlético, con Lucas Hernández cayendo en la batalla con un esguince de rodilla, descentró del objetivo. Con timidez llegó el Alavés ante Oblak y a la contra fue sentenciado por Griezmann. Cerraba la goleada Rodrigo a placer, haciendo grande el castigo y reforzando los argumentos de un equipo firme en el Wanda Metropolitano que iguala en la segunda plaza.

Dos victorias seguidas, con una reacción por el cambio en el banquillo y con la mano del portugués Miguel Cardoso, cambian la cara al Celta de Vigo. Ya en mitad de la clasificación tras conquistar el estadio de la Cerámica y situar al Villarreal al borde del abismo.

Le asestó tres golpes que parecían definitivos hasta que dos errores individuales y el acierto de Bacca dieron emoción a los últimos compases (2-3). El peor Villarreal en números en Primera, con 14 puntos de 45 posibles, dejan a Javier Calleja en la cuerda floja.

0
0