La carrera por ser el mejor futbolista del 2021 está más abierta que nunca. Si la organización decidió dejar vacante el galardón el año pasado por la pandemia, en este curso se apuntan como favoritos, desde Francia, a cinco candidatos: los dos de siempre, Messi y Cristiano Ronaldo; Lewandowski, el vencedor moral del 2020 y eterno aspirante; Jorginho, por ser el jugador más ganador del año; y Benzema, que cuenta con el apoyo de esa máquina de influencia mediática llamada Real Madrid. Nos quedamos sin noticias, por ejemplo, de Neymar, que ya descubre un preocupante cansancio mental, o de Griezmann, quien hace tres temporadas presumía de mirar a los ojos al duopolio que ha dominado sin contestación la última década con la exclusiva excepción de Modric. La lista de preferidos fue portada de L’Equipe. Difícil pensar que el ganador final sea alguien distinto a este repóquer que lució en la tapa del diario francés.

Resumen España-Francia: Caer con orgullo y con indignación (1-2)

Jugando a la sombra de Cristiano Ronaldo, Benzema era contestado como el ‘hijo enchufado’ de Florentino Pérez. A nadie se le escapa que el francés es uno de los favoritos del presidente del Real Madrid, tan es así, que el dirigente presume de su viaje a Bron, la localidad próxima a Lyon donde nació y se crió Karim, para ficharlo. Pero justo hace tres años, el abatimiento y posterior salida del portugués provocó la reconversión futbolística del ‘9’ blanco. Acumulaba casi una década en Madrid plagada de dientes de sierra, buenos y discretos momentos, con algún que otro técnico que dudaba -fue el gato de Mourinho y luego el gato del vestuario- y con unas frías estadísticas que son mejores que las que retiene la memoria del aficionado. Porque el galo siempre marcó goles, eso sí, vivía a expensas del rendimiento de su hoy contrincante en la pelea por el prestigioso premio individual que se otorga en su país.
Champions League
Resumen Atlético-Liverpool: De noche mágica a noche polémica
HACE UNA HORA

Resumen Bélgica-Francia: La genialidad de Theo vale una final (2-3)

Los registros no engañan, si bien, con reiteración, se ha vendido que esa irregularidad dentro de la cancha, acompañada de una inestabilidad lejos del juego, no permitía a Benzema despegar ni convertirse en uno de los mejores. Nadie dudaba de su calidad, unas veces como nueve, otras como nueve y medio (por su faceta como pasador de gol), pero la mayoría se quedaba con el medio nueve porque no terminaba de enamorar. En su primer lustro como madridista anotó 9, 26, 22, 20 y 24 goles en todas las competiciones. Pese a ser una más que aceptable media de más de 20 tantos por curso, no acababa de romper y siempre se acentuaba que el Real Madrid necesitaba un complemento para Karim. Las dos siguientes temporadas sumó 22 y 28 goles, para descender las cifras a 19 -por primera vez por debajo de veinte en seis años- y 12, en su peor curso en la 17/18 coincidiendo con el adiós de CR7. La ausencia del luso lo condujo a sus mejores registros goleadores: 30, 27 y 30. En éste, alcanza 10 anotaciones sin concluir el primer tercio de la campaña. Lo que indica, que salvo lesiones, volverá a aproximarse a la treintena de goles.
No sólo le vino bien a Benzema la salida de Cristiano Ronaldo. Según ABC, Karim realiza, al margen del trabajo diario con los métodos de entrenamiento del club, ‘kick boxing’, utiliza diariamente el chaleco de electroestimulación, se somete todas las semanas al `cupping’, además de contar con un cocinero que gracias a la dieta del nutricionista controla la alimentación a base de proteínas e hidratos. De este modo, el futbolista practica boxeo porque esta especialidad elimina grasa de los tendones, el método Bolt le hace perder grasa abdominal y la terapia china con ventosas ayuda a los músculos a mejorar la circulación. Con estos nuevos hábitos, el francés se ha convertido con rendimiento en la estrella del Real Madrid y es claro y merecido aspirante al Balón de Oro sin necesidad de pregonar la escala que representa.
¿QUIÉN ES EL FAVORITO A GANAR EL BALÓN DE ORO?
La otra cara de la moneda la encontramos en su compatriota Griezmann. También se cuida, y mucho, pero necesita recuperar la sintonía con el compromiso y la confianza que le encumbraron a ser uno de los mejores delanteros del planeta y que forzó al Barça a desembolsar más de 120 millones de euros al Atleti. Antoine, cuyo refugio con la selección francesa lo hacía vivir en un oasis de alivio, ha visto como su carrera deportiva ha retrocedido tras una mala elección. Es claro que se equivocó dejando el club rojiblanco, y más claro es decir que el destino que determinó lo ha perjudicado para mantenerse entre los mejores futbolistas globales. Dicen los que trabajan a diario con el galo que ha regresado a Madrid con un punto de humildad buscando recuperar el tiempo perdido. Sin duda, es una buena casilla de salida para retornar por donde solía y para limpiar su atribulada cabeza. Pero necesita algo más que un gol en diez presencias en este complicado arranque para él.
No es fácil para una estrella comenzar a dejar de serlo. O comprobar como otros ‘compañeros’ te pasan por la izquierda sin la posibilidad de poder competir de igual a igual. Griezmann fue valiente porque lo poseía todo y eligió el riesgo cuando disponía de comodidad. Arriesgó y perdió, él más que nadie. Lo que obliga a todos es a ser condescendiente con la memoria de lo realizado. El delantero del Atleti se vuelve a poner en las manos del maestro que lo encumbró, siendo la nueva obra más difícil si cabe que la anterior. El retroceso ha sido arduo y quizá no volvamos a ver al Antoine que un día dijo con un atrevimiento desmedido que almorzaba en la misma mesa que el dúo dominador. Muchos le atizaron y él respondió con juego y goles. Tiene casta y orgullo y quién sabe si en el 2022, tras el Mundial, retorne a la disputa por habitar entre la élite. Casi nadie recuerda ya al gato de Mourinho porque hoy es un tigre que ruge sin ninguna angustia. Ya se sabe, la memoria es selectiva, y más en el Fútbol.
Fútbol
Benzema afronta el juicio por el chantaje a Valbuena: se enfrenta a 5 años de cárcel
HACE 11 HORAS
Fútbol
Talento y goles: Las razones por las que Benzema es candidato a ganar el Balón de Oro
14/10/2021 A LAS 06:58