Pocos deportistas son tan presumidos como Zlatan Ibrahimovic. Su trayectoria hacía pensar que resultase prácticamente imposible sorprender al sueco pero hemos comprobado que no es así. En el último partido de Los Ángeles Galaxy, que se saldó con victoria 3-0 ante Seattle Sounders, Ibra no pudo reprimir su rostro de sorpresa al escuchar la interpretación del himno americano a cargo de la pequeña de siete años Malea Emma.
Las imágenes recogieron en un primer momento la sonrisa del sueco al comprobar el impresionante caudal de voz de la pequeña para, más tarde, ver su aplauso sincero a una interpretación que puso la piel de gallina a los presentes. Más tarde en Twitter, Ibrahimovic no dudaría en reconocerla como la 'MVP del partido'.
No sabemos si motivado por su actuación, el inicio de Ibrahimovic y su equipo no pudo ser más espectacular. Antes de los 10 minutos ya había marcado el primero desde el punto de penalti en una noche que finalizaría en goleada.