Getty Images

Mundial femenino 2019, Alemania-España: La hora de que nos tomen en serio (18:00)

Mundial femenino 2019, Alemania-España: La hora de que nos tomen en serio (18:00)

El 12/06/2019 a las 09:16Actualizado El 12/06/2019 a las 09:17

Tras conseguir los primeros tres puntos ante un rival rocoso pero asequible como Sudáfrica, toca enfrentarse a una de las grandes favoritas por el título. Una Alemania que, pese a la baja de su gran estrella (Dzsenifer Marozsán) obligará a cambiar el dibujo y el planteamiento de la selección española en el Estadio de Hainaut.

Pese a la victoria, España cometió errores ante las sudafricanas que no se pueden volver a repetir ante la número dos en el ránking FIFA. Imprescindible no perder el balón en campo propio y defender los contraataques con una atención exhaustiva. Kgatlana fue un tormento con sus arrancadas en banda izquierda, provocando el caos en una defensa que sufre cuando tiene que recular.

El equipo de Jorge Vilda es famoso por querer dominar los partidos y hacer de la posesión su mejor arma. Sin embargo, el cambio de estilo no debe suponer un problema ante rivales superiores, sobre todo en cuanto a preparación física. En ese sentido, China es el espejo en que mirarse. En el primer partido del grupo, vimos una versión germana que dista mucho de la que nos tiene acostumbrados. Sus mejores (y únicos) ataques llegaron con centros al área ante una ordenada defensa de las asiáticas, que solo vieron caer su muralla en un rechace que aprovechó a la perfección Giulia Gwinn para colocar el 1-0 en el marcador con un gran disparo desde fuera. China no tuvo demasiadas ocasiones, pero en todo caso fueron más claras que las de Alemania, y encontraron una grieta en forma de pasillo por dentro.

La frappe victorieuse de Giulia Gwinn face à la Chine

La frappe victorieuse de Giulia Gwinn face à la ChineGetty Images

De ahí que sea importante la entrada al once de jugadoras ágiles y verticales que permitan llegar al área de Schult en pocos toques. El centro del campo (Torrecilla-Losada) parece inalterable salvo por la entrada de otro pivote defensivo (Silvia Meseguer), por lo que el casting de posibles sacrificadas está formado por Alexia Putellas, Amanda Sampedro y Mariona Caldentey. Si una de ellas cede su sitio a una centrocampista más, otra debe dejar su hueco a Nahikari, Andrea Falcón o Lucía García, la futbolista que más ha dado que hablar tras marcar un gol y provocar un penalti ante Sudáfrica saliendo desde el banquillo.

Lucía García celebra su gol ante Sudáfrica

Lucía García celebra su gol ante SudáfricaEFE

La Roja, que se ha preparado a conciencia a lo largo de los últimos meses ante rivales de mucho peso (Inglaterra, Japón, Brasil, Estados Unidos, Holanda o la propia Alemania) vive una prueba de fuego en el choque más exigente de la historia de la Selección en un torneo de máximo nivel. Es obvio que la Bundesliga sigue superando con creces a la Liga Iberdrola, y aunque la victoria del Barça ante el Bayern en semifinales de Champions es un paso importante, la distancia es todavía significativa. No hay que olvidar el segundo correctivo consecutivo del Wolfsburgo al Atlético (10-0 global), donde figuraban pilares de la selección como Schult, Doorsoun o Alexandra Popp, capitana desde febrero y con mayor responsabilidad si cabe por la ausencia de Marozsán).

Video - Jorge Vilda, ante el desafío de ganar a Alemania: "Hemos venido aquí a hacer historia"

01:54

“De momento, ellos están en lo más alto del ránking y nosotros por detrás, en la decimotercera plaza. Me consta que estamos teniendo una progresión para algún día estar a su altura y mañana vamos a intentar, por lo menos, estar a su altura", ha dicho Jorge Vilda en sala de prensa, consciente de que el 0-0 conseguido el pasado noviembre en Enfurt tiene un contexto bastante diferente al de una cita mundialista. “Por palmarés y jugadoras, es favorito al título mundial, para ser primero de grupo y para ganar mañana”. Pero la etiqueta de favorito no sirve para nada si no se materializa en el verde. Y España puede y debe ponerle las cosas difíciles al cuadro de Martina Voss-Tecklenburg. Es momento de que nos tomen en serio.

David Orenes, Valenciennes

0
0