¿Tendrá fin la espiral derrotista en la que está sumido el Arsenal en la Premier League? Después del gol de Yerry Mina que confirmó el séptimo partido seguido sin cantar victoria para los gunners y de la eliminación de la EFL Cup a manos del Manchester City, parece que no. Mikel Arteta ve cómo la presión mediática empieza a incrementarse en torno a su figura mientras que jugadores, directivos e incluso los entrenadores del resto de equipos de la liga inglesa salen en su defensa. El donostiarra heredó de Unai Emery un equipo en plena reconversión desde la prolongada era de Arsène Wenger con muchos problemas internos y externos, y los dos títulos cosechados en el año que lleva en el banquillo del Emirates parece que no han solucionado unos males que cada vez parecen más sistémicos.

Los éxitos veraniegos del Arsenal con la FA Cup y la Community Shield parecieron reverdecer los laureles del club londinense, más aún teniendo en cuenta que en el camino dejó a equipos como Manchester City, Chelsea y Liverpool. Pierre-Emerick Aubameyang fue la gran estrella de esos triunfos, pero la naturaleza puntual no permitió calibrar en su justa medida la situación real en la que estaba el equipo. Como apunta Tom Adams, periodista de Eurosport Reino Unido, "ganar la FA Cup no fue la prueba definitiva de que Arteta sea un buen técnico o que el Arsenal sea un club bien guiado que toma decisiones sensatas y exitosas".

Mercado de Fichajes
Del Bosque, Messi y Aubameyang, los nombres del día
24/03/2016 A LAS 09:41

Les Gunners d'Arsenal remportent leur 14e FA Cup face à Chelsea

Fuente de la imagen: Getty Images

Esas debilidades han quedado de manifiesto en la nueva temporada. El mercado de fichajes no ha sido especialmente productivo para los gunners. Thomas Partey llegó casi a última hora y su precio -50 millones de euros- se ha revelado excesivo viendo la facilidad con la que encadena lesiones musculares. Los principales cambios en el primer medio año de Arteta al frente del club se vieron más en la recuperación de jugadores que cada vez estaban más discutidos, caso de Granit Xhaka, David Luiz o Ainsley Maitland-Niles, lejos todos de sus mejores versiones y algunos (Xhaka) abiertamente enfrentados con la grada. A ellos se unieron Elneny, que regresó de su cesión en el Besiktas, y Ceballos, que también volvió a última hora después de que el Real Madrid lo volviera a ceder. Ninguno de ellos ha mostrado un nivel que permita pensar en un equipo no sólo candidato a ganar la Premier League, sino ni tan siquiera para optar a Europa.

Después de su derrota ante el Everton de Carlo Ancelotti, Arteta tuvo que volver a responder preguntas sobre su continuidad en rueda de prensa, algo que lleva produciéndose desde hace dos semanas: "De nuevo los resultados no son lo suficientemente buenos y no es aceptable para los estándares de este club, y éste es el desafío y la lucha en la que estamos", dijo el donostiarra, que ya en la última semana vio como Edu Gaspar, director deportivo de los gunners, salió a ratificarlo en público. Cuando Arteta fichó, lo hizo recibiendo plenos poderes en la parcela deportiva, campo que estuvo muy dividido entre varias figuras durante la etapa de Unai Emery.

FC Arsenal: Mikel Arteta neuer "Gunners"-Coach

Fuente de la imagen: Getty Images

A pesar de que la posición del Arsenal es alarmante a todas luces (15.º en Premier League con 14 puntos en 14 partidos), la contestación interna del entrenador es prácticamente nula. Los jugadores, empezando por el capitán Aubameyang, defienden constantemente su labor, y entre la afición no hay ruido de sables apreciable dado el respeto que Arteta se ganó durante su etapa como jugador. Sin embargo, Tom Adams hace hincapié en lo poco que se aprecia ese respaldo del vestuario sobre el terreno de juego: "No parece que estén respondiendo muy bien a su dirección por el momento, así que es difícil de saber". Referentes como el propio Aubameyang, Lacazette se van diluyendo cada vez más sin que la nueva camada liderada por Nketiah, Saka y Willock termine de coger las riendas del equipo.

A todo esto se suma además el misterio que supone el ostracismo al que se ha sometido esta temporada a Mesut Özil, fuera de la lista de inscritos tanto para la Premier League como para la Europa League, en la que el Arsenal sí ha sacado con holgura una cómoda fase de grupos con Rapid de Viena, Molde y Dundalk. El mediapunta alemán no entiende los motivos por los que Arteta no cuenta con él y el entrenador español se muestra lacónico al respecto, sin terminar de cerrarle la puerta cuando se abra la próxima ventana de inscripciones en enero.

Mikel Arteta & Mesut Ozil

Fuente de la imagen: Getty Images

Defensa cerrada de Mourinho y Guardiola

La labor de Arteta como entrenador ha sido también objeto de debate en ruedas de prensa ajenas. José Mourinho se impuso por 2-0 en el último derbi del norte del Londres, pero el técnico del Tottenham reconoció el buen hacer de Arteta a nivel táctico: "En la segunda parte nos crearon problemas porque son un muy buen equipo. No me importa [su clasificación], son un muy buen equipo. Mikel es un gran entrenador". A Pep Guardiola también le preguntaron recientemente sobre la posibilidad de un despido prematuro del que fue su asistente en el Manchester City las últimas temporadas, y el de Santpedor salió en su defensa sin dudar.

Si yo fuera parte de la directiva del Arsenal, no tendría ninguna duda sobre su calidad y capacidad para poner al Arsenal en el lugar en que merece estar".

Mientras tanto, el Arsenal acumula desgracia tras desgracia en el ámbito local, con goles en propia puerta (Aubameyang o Holding son los más recientes) o expulsiones infantiles (Pépé, Xhaka y Gabriel tienen mucho en el debe y poco en el haber). El tiempo se agota y la directiva intenta apurar los plazos para evitar dar otro volantazo con una potencial destitución de Arteta, la piedra angular sobre la que querían construir el nuevo Arsenal post-Wenger. La goleada recibida ante el Manchester City, con errores groseros en defensa, desató aún más el pesimismo entre una afición que cada vez añora más al alsaciano. Está por ver si el vestuario, en la semana navideña del fútbol inglés, da la cara por el que fuera capitán y hoy dirige desde el banquillo un barco con unas grietas de muy difícil reparación.

Mercado de Fichajes
Isco, Ter Stegen y Aubameyang, los nombres del día
04/01/2016 A LAS 09:36
Bundesliga
Blog Guardiola: El Dortmund como garantía de competitividad
12/11/2015 A LAS 12:09