Con Ilkay Gündogan y Kevin De Bruyne como filtradores de lujo, Erling Haaland firmó un doblete con el que demostró su inabarcable voracidad de la que se aprovechó el Manchester City, que ganó 0-2 al West Ham en su estreno en la Premier League.
El refuerzo de mayor relumbrón del City anduvo perdido en su primer encuentro oficial. Muchos cuestionaron su idoneidad para encajar en un estilo como el del equipo de Guardiola. De hecho, frente al Liverpool, no llegó a tocar la pelota ni veinte veces a lo largo de todo el encuentro.
El noruego estaba perdido entre tanto pase. Lejos de la verticalidad del Dortmund, parecía fuera de lugar. Entonces, apareció Gündogan para filtrar un pase entre líneas que necesitaba de las zancadas de Haaland, que utilizó sus poderosos pasos en carrera para tocar la pelota en el momento justo.
Fútbol
De un intratable Benfica a la revelación del Union Berlín: Así están las grandes ligas
20/09/2022 A LAS 16:16
Alphonse Areola, que acababa de sustituir por lesión a Lukasz Fabianski, derribó claramente al noruego, que después se encargó de transformar el penalti con el que el City se marchó por delante al descanso. Haaland, seguro que se quitó un gran peso de encima. Ese arranque, y su acierto desde los once metros, le proporcionaron el crédito suficiente para jugar sin presión el segundo acto.
Con espacio, es imbatible. Y con lanzadores como Gündogan o De Bruyne, sus opciones de mantener intacta su voracidad sube. Y, para el segundo tanto, apareció De Bruyne para crear un pase de la nada espectacular que dejó a Haaland a tres zancadas del portero. Las dio en un suspiro, se plantó ante Areola y no perdonó.
Champions League
La sorprendente reacción de Pep Guardiola tras ser amonestado por el árbitro
15/09/2022 A LAS 09:30
Champions League
VÍDEO | El golazo acrobático de Haaland emulando a Cruyff para condenar al Dortmund
14/09/2022 A LAS 21:37