Getty Images

Quique Setién: 'El ajedrecista' llega al Barça para desenrocar a Bartomeu

Quique Setién: 'El ajedrecista' llega al Barça para desenrocar a Bartomeu

El 14/01/2020 a las 19:01

Discípulo del cruyffismo y admirador de Messi y Bobby Fischer, el 3-4 con el Betis en el Camp Nou en 2018 cambió su carrera y le hizo candidatable al banquillo.

¿Te ilusiona Quique Setién como nuevo entrenador del Barcelona?

Encuesta
1688 Votos
Sí, va a recuperar el estilo
Solo si gana títulos
No ilusiona, era mejor Xavi
Debe volver Pep Guardiola

El cántabro llega al banquillo del Camp Nou marcado por un partido. Una exhibición majestuosa que protagonizó con el Betis en el cénit de su carrera como entrenador, al golear en suelo azulgrana (3-4) con un equipo plagado de jugadores de buen pie como Joaquín, Lo Celso, William Carvalho, Guardado, Tello, Júnior, Bartra... Aquel 11 de noviembre de 2018 Setién salió ovacionado del Camp Nou y el barcelonismo lo incluyó en la lista de ilustres cruyffistas que podrían llegar a heredar el banquillo en el que se sentaron Johan y Guardiola. Una posibilidad remota que hoy se hará realidad.

Quique, que ha llegado a disputar algunas simultáneas con Gary Kasparov o Anatoli Kárpov, y que también se midió al ordenador Deep Blue Junior invitado por IBM, organizaba partidas en su casa cuando era jugador del Logroñés en el inicio de los 90. Al otro lado del tablero sentaba a los jóvenes del equipo, gente como Lopetegui, Poyatos, García Pitarch, Linde... Setién ve en cierto modo el fútbol como una partida de ajedrez: "Mi concepto como entrenador y en el ajedrez es atacar con cierto orden y controlar la retaguardia. Puedes ser un jugador ofensivo, pero siempre controlando lo que pasa atrás, no dejar piezas sueltas, que haya sincronización. Es lo mismo que pasa en el futbol cuando tienes un equipo coordinado, en el que todos sus jugadores conectan, hay buenas asociaciones...".

Llega al Barcelona después de varios trompicones en equipos como el Poli Ejido, la selección de Guinea Ecuatorial o el Logroñés, fiascos de los que se sobrepuso haciendo carrera en los banquillos en Lugo, Las Palmas y en el Benito Villamarín. Equipos a los que hizo desplegar un fútbol vistoso y ofensivo que gustó mucho en sus primeras temporadas, pero terminó con los equipos desfondados defensivamente y Setién enrocado en su propuesta ofensiva sin ofrecer un plan B para salvarguardar la retaguardia.

Video - Quique Setién: "Ayer estaba paseando entre vacas y hoy estoy al lado de los mejores del mundo"

01:36

Setién siempre idolatró a Cruyff y a Maradona, barcelonistas ilustres, pero no ha escondido que sobre el césped el jugador que más le ha impresionado ha sido Messi "porque Leo lleva más de 10 años siendo el mejor cada domingo. Y ves que tiene una continuidad que no se la he visto a nadie". Hoy aterriza en el Camp Nou para ponerse al mando de su primer 'grande'. Un equipo que casa bien con su mentalidad ofensiva de juego, en el que Ter Stegen y Piqué serán alfiles protagonistas en la salida de la pelota y Messi será la dama. Júnior y Rakitic pueden celebrar también su llegada al Barça.

Del Betis se marchó de forma turbia después de encadenar derrotas que condenaron al Betis a la mediocridad ante Huesca, Leganés, Levante, Valladolid o la dolorosa eliminación en Europa ante el Rennes. Como Fisher, Setién suele ser políticamente incorrecto en la sala de prensa. Sonados son sus reproches al estilo de juego de equipo como Leganés, Getafe o Atlético, donde no tiene muchos amigos. Quique llega a Can Barça en una maniobra rocambolesca de un Bartomeu que parece haberse enrocado en un escenario de Zugzwang, temida posición del ajedrez a la que llega un jugador en la que cualquier movimiento permitido supone empeorar su situación. Quizás por eso haya elegido a 'El ajedrecista' para salir de ella.