EFE

Sarabia: "Esta situación me está haciendo valorar lo que tenía"

Sarabia: "Esta situación me está haciendo valorar lo que tenía"
Por EFE

El 25/03/2020 a las 14:45Actualizado

Barcelona, 25 mar (EFE).- El segundo entrenador del FC Barcelona, Éder Sarabia, reconoció hoy miércoles que el confinamiento que está viviendo por la pandemia con el COVID-19 le está haciendo valorar mucho más las cosas que antes tenía.

"Llevo muchas semanas, muchos meses y muchos años sin vivir días 'normales'. Porque sé que soy un privilegiado. Y esta difícil situación que estamos pasando está haciendo que sepa valorar todo, si cabe, mucho más; que sea más consciente de todo lo que tenía, y pronto recuperaré, y de todo lo que tengo; y me está enseñando a vivir de otra manera para seguir siendo una persona positiva, optimista y feliz", apuntó.

El segundo técnico del primer equipo del Barcelona escribió anoche una carta para relatar su día a día y hoy miércoles la ha publicado el FC Barcelona en sus redes sociales, acompañada de tres fotografías.

"Lo normal habría sido levantarme a las 8 de la mañana y haber cogido el coche para ir a la Ciudad Deportiva. Al llegar, haber ido a nuestro vestuario de técnicos y, después de ponerme la ropa de entrenamiento, haber subido al comedor a desayunar. Allí, me habrían dado los buenos días Alicia, Julio e Iván (esos fenómenos que cada día nos atienden tan bien) y me habría encontrado al míster con su bol de frutas. Habríamos comentado algo sobre lo que habíamos hecho en el día libre (yo, seguramente, una buena ruta en bici), habríamos recordado con cariño que se cumplían 4 años de la muerte de Johan (Cruyff) y nos habríamos puesto a hablar de lo que íbamos a hacer en el entrenamiento de las 11 horas", relata en su misiva.

"Lo normal sería hacer una sesión suave, ya que no habrían pasado 48 horas de nuestro partido contra el Leganés, dejando los días posteriores para meter más carga y seguir trabajando en corregir y reforzar algunos aspectos del juego (a pesar de no poder contar con los internacionales) y, así, dar libre el fin de semana", continúa su extensa carta.

A partir de entonces, Sarabia pone un punto de inflexión y habla sobre la anormalidad de sus jornadas, que incluso le han alterado los horarios de levantarse, sus rutinas, su entretenimiento con la bicicleta y no poder estar al lado de los suyos.

Sarabia envía un reconocimiento a aquellos que están padeciendo de cerca "el maldito virus, a quienes han perdido seres queridos, a quienes lo están combatiendo en primera línea o a aquellos que por las consecuencias de la pandemia se han quedado sin sus trabajos y no saben cómo será su futuro".

"Para todos ellos, mi más sincero reconocimiento y solidaridad", expresa.

Continúa la misiva con una larga lista de actividades encerrado en casa: un curso en línea para aprender catalán, el visionado por la tarde "muchos años después, de la mítica etapa del Tour del 91 en la que Indurain se vestía por primera vez de amarillo" y su participación en el rito que se produce en toda España a las ocho de la noche: "salir al balcón a aplaudir a toda esa gente que cuida de nosotros en estos momentos tan duros y están jugando, por todos nosotros, su particular final de la Champions".