Ficha del partido

2 - Barcelona: Ter Stegen; Dest (Mingueza 46'), Araújo, Lenglet, Alba; Pedri (Pjanic 87'), Busquets (Riqui Puig 95'), De Jong; Dembélé (Braithwaite 87'), Griezmann y Messi.
3 - Athletic: Unai Simón; Capa (Berenguer 78'), Yeray, Iñigo Martínez (Núñez 94'), Balenziaga (Lecue 80'); De Marcos, Vencedor (Vesga 78'), Dani García, Muniain; Raúl García (Villalibre 80') y Williams (Morcillo 105').
La Liga
Koeman vuelve a polemizar: "Mi sanción es personal, hay algo más detrás"
HACE 16 HORAS
Árbitro: Gil Manzano, del Colegio Extremeño. Amonestó a Lenglet, Dani García, Villalibre, Jordi Alba,
Goles: 1-0, Griezmann (40'); 1-1, De Marcos (41'); 2-1, Griezmann (76'); 2-2, Villalibre (89'); 2-3, Williams (94')
Incidencias: Final de la Supercopa de España en el estadio de La Cartuja.

1ª parte

Presumía antes del partido Marcelino la importancia del factor emocional que suponía para el Athletic llegar a una final y hacerlo tras eliminar al Real Madrid. Un chute de autoestima para medirse a un Barcelona que consideraba la Supercopa un título menor y andaba más preocupado por el estado de Messi que por el del rival. Y los leones salieron como en la semifinal: enchufados, lanzando zarpazos arriba y discutiendo al Barça la posesión. Sin noticias de Messi ni de Pedri, los vascos asfixiaban a los azulgrana. Koeman apostaba por escoltar a Messi con el vértigo, o atropello, de Dembélé, la asociación de Pedri y la llegada de Griezmann. Mediada la primera parte la final era una partida de ajedrez sin porterías. Ni un disparo, ni una ocasión. Ter Stegen intervenía por primera vez a los 26 minutos a tiro de Capa. No era casualidad que el primer intento fuera bilbaíno. Los ataques vascos tras robo eran verticales y vertiginosos. El Athletic desbordaba agresividad, defensiva y ofensiva, la misma de la que adolecía un Barcelona funcionarial.
Un par de estampidas del caótico Dembélé sirvieron para activar a los azulgranas. Messi probó con un disparo lejano a los 37 minutos y en la siguiente ocasión Griezmann, desaparecido hasta entonces, abrió el marcador reciclando un balón muerto tras una jugada entre Jordi Alba y Messi. El Barcelona marcaba en su primer disparo entre los tres palos. Sin embargo, en la siguiente jugada Alba se tragaba una pelota y De Marcos empataba sin tiempo para sentirse sonado. Intercambio de zarpazos en unos últimos diez minutos vertiginosos.

Resumen Barcelona-Athletic: La última decepción de Messi

2ª parte

En el vestuario del Barcelona se quedó tocado Dest, tapando la banda Mingueza, central de cintura dura. Y Muniain olió sangre... Hubo idas y venidas y la segunda parte amaneció con mucho más nervio que la primera. Los leones seguían poniendo más tensión a la final y el Barça se aferraba a la calidad de los suyos en alguna jugada aislada. Pudo llegar, y de hecho llegó, el gol del Athletic en una falta lamentablemente defendida por la zaga azulgrana. La colgó Muniain y cabeceó Raúl García, pero estaba con el hombro por delante del último defensor. Fuera de juego por centímetros. Sufría mucho el Barça, que minutos después veía como Williams perdonaba una ocasión clarísima. Había un equipo mejor, el Athletic, y otro con mejores jugadores, el Barcelona. Pero Messi, claramente tocado, jugaba a un ritmo cansino que no ayudaba a los suyos. De hecho, penalizaba a jugadores como Pedri o Dembelé, que perdían un socio para desequilibrar. El argentino gestionaba los esfuerzos y eso lo agradecía el Athletic.
Pero mediada la segunda mitad, los bilbaínos comenzaban a notar el cansancio y los azulgrana se iban soltando a jugar. Tanto que en otra jugada de Alba volvía a adelantarse Griezmann para marcar. Dos apariciones, dos goles. Lo que se le pedía cuando llegó al Barcelona. Marcelino trató de reactivar a los suyos con dos cambios y un cuarto de hora por delante. Parecía que los dos directos del francés pesaban mucho, pero una falta similar a la del gol anulado a Raúl García, terminó con otro centro de Muniain que el Búfalo Villalibre perseguía cono fe para anotar el empate. Desastrosa defensa de los azulgrana en la que Jordi Alba volvía a salir en la foto del gol retratado. A la prórroga con el Athletic crecido y un Barcelona desanimado.

Prórroga

Crecidos por el ejercicio de carácter, los bilbaínos arrancaron el tiempo extra con un zapatazo de Iñaki Williams que entraba por la escuadra, adelantando a los vascos por primera vez en el partido. Tremendo golazo. Merecidísimo gol porque nunca tiró la toalla y porque jugó mejor al fútbol que el Barcelona. Se fue con todo Koeman arriba sacando a Lenglet y poniendo a Trincao. Sin estilo, sin propuesta y sin orden, amontonando gente. Mientras enfrente había un entrenador, con un equipo y un plan. Y para acabar Messi, que se pasó la final paseándose por La Cartuja, vio la roja por agredir a Villalibre. Honor y gloria al Athletic. Despropósito absoluto del Barcelona, que deja tocado a Koeman y a Messi.

El VAR

Clave en la decisión de anular el tanto de Raúl García, que podía haber dado la victoria a los leones. El delantero estaba levemente adelantado. Gil Manzano también acudió al videoarbitraje para consultar la expulsión de Messi, tras agredir a Villalibre.
La Liga
Simeone, lanzado a ganar en el Camp Nou: "Siempre hay una primera vez"
HACE 16 HORAS
La Liga
La pancarta del gol de Godín para motivar al Atlético antes del Camp Nou
HACE 18 HORAS