El VAR volvió a aparecer en la final de la Supercopa. Y lo hizo de forma determinante, al anular un gol de Raúl García en una falta lanzada por Muniain que el ariete cabeceó adelantado unos centímetros.
A unos metros del árbitro Messi aplaudía aliviado por la decisión del VAR, que daba una vida más a un Barça que no mostraba intensidad ni fútbol para doblegar a un Athletic mucho más agresivo.
La Liga
😷😷 Kroos, confinado, podría perderse el vital partido de Bilbao
HACE 14 HORAS

Resumen Barcelona-Athletic: La última decepción de Messi

La Liga
El calvario que une a Simeone, Zidane y Koeman
AYER A LAS 17:42
Fútbol
'Kun' Agüero firmará por dos temporadas con el Barcelona
AYER A LAS 16:17