EFE

Tirapu juega a pelota para no perder el contacto de la manos con el balón

Tirapu juega a pelota para no perder el contacto de la manos con el balón
Por EFE

El 25/03/2020 a las 18:08Actualizado

Bilbao, 25 mar (EFE).- La guardameta internacional del Athletic Ainhoa Tirapu confesó este miércoles que está jugando en casa "a pelota a mano para no perder el contacto de la manos con el balón" en los entrenamientos que realiza en su casa con motivo de la alerta sanitaria para evitar la expansión del coronavirus COVID-19.

Ainhoa "pensaba que iba a llevar fatal" la situación de aislamiento, pero confiesa que lo está "llevando bastante bien" porque cada vez lleva "peor lo de salir a la calle".

"Cuando llevas mucho tiempo dentro de casa, sabes que hay un virus fuera y sales preocupada a pasear", dijo en una rueda de prensa virtual #desdecasa organizada por el Athletic en la que, como en días anteriores Iñaki Williams y Yuri Berchiche, respondió a preguntas de periodistas y aficionados.

Por ello tiene claro que, "de salir, solo a hacer la compra", apuntó, para destacar: "el día que volvamos a la calle se nos va a hacer raro".

En su caso, asegura que se ha "organizado bien" y que está "entretenida". "Hablo más con mi familia, he redescubierto la lectura y estoy contenta con lo que estoy haciendo; no tengo la sensación de estar perdiendo el tiempo", explica la meta navarra.

A pesar de todo ello, admite que está "deseando volver a competir cuando se pueda" después de un aislamiento en el que espera que "todo" el mundo pueda sacar sus "conclusiones".

La capitana del Athletic desvela además que el primer equipo femenino está entrenando seis días a la semana, todos los días a las 12:00 horas, de manera telemática.

Una idea que surgió del preparador físico Javier Aguado, que ameniza las sesiones de trabajo porque "es muchísimo mejor entrenar todas juntas". "Cuando eres deportista de equipo entrenar sola se te hace durísimo y así estamos todas juntas y mantenemos el buen rollo", se congratula.

Aunque, como guardameta, le resulta más complicado por el trabajo especializado de portería que tiene que hacer, lo que intenta es "no perder el contacto de las manos con el balón" y reconoce que por ello esta practicando pelota a mano en las paredes de su casa.