Puede que no todo el mundo comparta las explicaciones de Luis Enrique Martínez y su definición de “desleal” a Robert Moreno dando su versión de la ruptura entre ambos en su presentación como nuevo seleccionador nacional. Pero sus palabras despertaron una gran unanimidad por el mero hecho de ser claro, de dar una explicación tajante, sin cortapisas y también dolorosa para él.

Al margen de esta necesaria explicación de su distanciamiento con quien fuera su mano derecha, Luis Enrique dio además varias lecciones de vida en una misma rueda de prensa. Es un entrenador que (lamentablemente) no concede entrevistas a los medios ni las va a seguir concediendo, tal y como dejó claro en esta intervención en la sede de la RFEF, pero conviene escucharle con atención e interpretar parte de lo que dijo más allá de lo futbolístico.

Fútbol
Patrick Mahomes entrena suave con los Chiefs y sigue bajo protocolos de conmoción
EN 41 MINUTOS
El deporte es un arma clara y bestial para superar estas situaciones de la vida (Luis Enrique)

Ver fútbol, ver ciclismo -el deporte que sigue con fervor y practica desde que se retiró como futbolista- y pasar tiempo con su familia para superar la pérdida de su hija Xana. En esta rueda de prensa habló sobre cómo superar los tabúes que genera la muerte de un familiar, por muy dura que ésta sea. También de cómo hacer más llevadero ese dolor.

Desde que tuvo que abandonar la concentración de España antes de jugar contra Malta y en durante todos estos meses de angustia y dolor, Luis Enrique se refugió en la práctica del deporte, algo que como bien es sabido lleva haciendo con tanta o más intensidad desde que dejó de ser futbolista profesional: “Estoy muy ilusionado. Un poco más delgado de lo habitual, pero estoy muy en forma gracias al deporte, que es un arma clara y bestial para superar estas decisiones de la vida”.

Luis Enrique también vio “mucho fútbol y mucho ciclismo” dijo textualmente en esta comparecencia. Concretamente definió así todos estos difíciles meses antes y después de perder a su hija Xana: “Me mantuve al margen. Viendo mucho fútbol, viendo mucho ciclismo, intentando estar mucho tiempo con mi familia y pasando el tiempo”.

En este punto -y sin pretender frivolizar lo más mínimo- podríamos sacar pecho y decir que la gran mayoría de ese ciclismo que Luis Enrique ha tenido como terapia lo ha visto aquí, en Eurosport, que es la casa de este deporte. Tanto es así, que el último ‘me gusta’ en su cuenta personal de Twitter se lo dio al holandés Mathieu Van der Poel, cuando lanzó un mensaje a su abuelo Raymond Poulidor a los pocos días de morir. Van der Poel corrió y ganó la carrera de ciclocross. Sin duda una mentalidad ganadora pese al dolor, como la de Luis Enrique.

Fútbol
Murillo (Celta) sufre una contractura en el isquiotibial derecho
EN 29 MINUTOS
Copa del Rey
2-1. Naufragio del Madrid
EN 25 MINUTOS