EFE

El mejor Real Madrid se desata

El mejor Real Madrid se desata
Por EFE

El 10/11/2019 a las 19:44Actualizado

Madrid, 10 nov (EFE).- El mejor Real Madrid de la temporada se desató en Ipurua, con una imagen imponente, un fútbol vistoso y sobrado de seguridad para permitir a Thibaut Courtois entrar en su mejor registro en el club con 533 minutos sin encajar un tanto, en u momento que refuerza la apuesta de Zinedine Zidane, con Eden Hazard mostrando ya su nivel y un mensaje de orgullo de Luka Modric.

Las claves de la goleada del Real Madrid en Ipurua son:

1. La mejor versión del Real Madrid

La derrota de Mallorca y la imagen dejada en la que era su última salida liguera, sirvió para que toda la plantilla madridista hiciese autocrítica y exhibiese una actitud diferente. La intensidad que metió en un estadio donde el Eibar siempre exige el máximo, le hizo ser dueño absoluto del partido y desarmar al rival. Desde su concentración máxima el Real Madrid desató su mejor fútbol, firmando los mejores momentos de su temporada y convirtiéndose en intocable. Los goles fueron premiando su gran nivel

2. La política de Zidane

En el momento estelar de Rodrygo, Zidane tomó una decisión que provocó que antes del inicio del partido muchos le tildasen de loco. Sentó al futbolista que ha derribado la puerta del primer equipo del Real Madrid y le dejó sin minutos ante el Eibar después de su triplete en Liga de Campeones. Metió pausa al nacimiento de una estrella de 18 años y tuvo un guiño con los jugadores que han quedado en segundo plano por esta irrupción. Titularidad más de un mes después para Lucas Vázquez, que respondió dando todo lo que tenía y aportando la garra que exige un escenario como Ipurua. Minutos para Vinicius que ha salido mal parado de la comparación recurrente con su compatriota, aunque sean futbolistas totalmente distintos. Es la mano de Zidane y su forma de tener metida a gran parte de su plantilla.

3. Hazard ya es Hazard

Eléctrico, directo, habilidoso. Apareció la verdadera imagen de Eden Hazard con el Real Madrid y todo el equipo se benefició de ello. Al belga le importa poco marcar si hace partidos como el que firmó ante el Eibar, conectando con todos, siendo el referente en ataque para inventar cada vez que recibió el balón. Dejó acciones para enmarcar en caso de que el rematador hubiese afinado en la definición. Taconazos, recortes, cambios de velocidad, centros de rabona. Hazard disfrutó al fin de blanco.

4. El muro Courtois

Ya son cinco los partidos consecutivos en los que el Real Madrid no encaja gol con Thibaut Courtois en la portería. Es el mejor momento del belga desde su llegada, clave para la mejoría en los resultados por su firmeza. Ante el Eibar ni tuvo que dejar paradas salvadoras como en los últimos partidos, gracias también a la mejoría defensiva del bloque, y sigue engordando el número de minutos sin recibir goles de los rivales, 533. Con su marca supera el mejor registro de Keylor Navas para reivindicarse ante los que no deseaban la salida del portero costarricense.

5. Modric se rebela

Para la reconstrucción del Real Madrid ha sido clave la entrada de Fede Valverde en el centro del campo. Se ha convertido en indiscutible y ha provocado que Luka Modric tenga un rol distinto en la suplencia. Recibió la oportunidad en Ipurua, para que Toni Kroos tuviese descanso, y sacó a relucir su fútbol de calidad. Entendió que para jugar más tendrá que sacrificarse y dejó acciones defensivas repletas de esfuerzo sin mirar la ventaja en el marcador. Y con el balón mostró el jugador al que tenía acostumbrado al madridismo y que le impulsó a ganar los mejores premios individuales. Modric sacó su orgullo para pedir más protagonismo. Con los pocos centrocampistas de los que dispone Zidane era necesario que todos lleguen a su mejor nivel competitivo.

Roberto Morales

0
0