A Brooks Koepka, doble ganador del Us Open en 2017 y 2018 y doble ganador también del PGA Championship en 2018 y 2019, le queda en su palmarés de Majors estadoundienses el Masters de Augusta que sólo ha jugado en seis ocasiones a lo largo de su carrera profesional, de 2015 a 2020 con la excepción de 2018 en la que no jugó el torneo de la Chaqueta Verde.
Koepka, ex número uno del mundo, y que en la actualidad ocupa la decimo segunda plaza en la clasificación de la FedEx Cup y es decimo segundo en el Ranking Mundial, partiría como uno de los grandes favoritos a ganar en el campo de Bobby Jones si, entre otras cosas, su estado físico estuviera al 100%. Sin embargo, no es así. Tras acabar trigésimo tercero en 2015, vigésimo primero en 2016, undécimo en 2017, segundo en 2019 y séptimo en 2020, en la edición jugada en el mes de noviembre, el norteamericano llega a Augusta tras haberse operado de su rodilla derecha el pasado 16 de marzo de una dislocación de la rodilla y de daños en sus ligamentos.

Y es que viendo las fotos de Koepka en sus rondas de entrenamiento, las dudas son bastante importantes a la hora de ver como se encuentra y de si esa maltrecha rodilla podrá aguantar al 100% un torneo de la exigencia del Masters de Augusta.
Koepka sabe que ahora mismo no está en su mejor estado de forma y que, seguramente, no estará entre los favoritos a la victoria, pero juego tiene de sobra para por lo menos intentarlo. Esta año ya ha ganado en el Waste Management Open y ha terminado segundo en el The Concession y sexto en el Vivint Houston Open. Ahora toca reválida e intentar dar el máximo para darse alguna oportunidad si es que esa rodilla derecha le deja.
Lee más artículos en elperiodigolf.com
Golf
Cañizares se la juega este domingo con Martin Kaymer tras empatar en el liderato con -9 en la
HACE 10 HORAS
Golf
Alejandro Cañizares mantiene el liderato del Austrian Golf Open por segundo día consecutivo
HACE 10 HORAS
Golf
Liti y Metraux se reparten el liderato en el Symetra Tour
HACE 17 HORAS