España ha exhibido su patente poderío ante Austria (5 a 2) para plantarse en semifinales del Campeonato de Europa Absoluto Masculino por Equipos que se celebra en el recorrido gerundense del PGA Catalunya Golf & Wellness.
Renqueantes de inicio, sin terminar de carburar a las revoluciones exhibidas en la segunda jornada, cuando el equipo español concluyó en primera posición en la fase clasificatoria, el equipo español plantó verdaderamente cara tras terminar empatados en los duelos por parejas, siendo luego, en los partidos individuales, cuando el color rojigualdo tiñó por completo el enfrentamiento ante Austria.

Previo a que la situación se recondujera verdaderamente, la balanza del choque entre españoles y austriacos se mantuvo equilibrada tras la celebración de los foursomes, con reparto equitativo de puntos.
El conjunto austriaco demostró desde primera hora de la mañana su alma combativa, luchando con denodado esfuerzo cada uno de los golpes, lo que exigió sacrificios suplementarios a los españoles, menos acertados que cuando, en la jornada previa, protagonizaron una contundente reacción que les llevó a ser considerados cabezas de serie.
Si bien es cierto que Eugenio López-Chacarra y Ãlvaro Hernández dominaron a sus rivales prácticamente desde el primer momento, la ventaja adquirida fue siempre escasa, lo que impidió el más mínimo respiro.
Con dos hoyos de ventaja en el 12, Lukas Pany y Namu Sarmini redujeron la distancia a uno en el 15, un balance que permaneció inalterable gracias a la serenidad de la pareja española en el tramo final del PGA Catalunya Golf & Wellness, que se anotó el primer punto en juego en el último hoyo.
El desarrollo de la eliminatoria que involucró a David Puig y Joel Moscatel fue análogamente inversa, es decir, dominio austriaco desde el comienzo del duelo antes de sufrir el acoso español en los últimos hoyos, que fueron capaces de reducir la desventaja de 3 hoyos en el 12 antes de ceder por 1up en el 18.
Llegó el momento cumbre del choque, cuando cualquier error adquiere significado grandilocuente, y fue en ese instante cuando los españoles en su conjunto ofrecieron lo mejor de sí mismos. Lo hizo, de avanzadilla, en el primero de los partidos, Eugenio López-Chacarra, que dominó con templanza un enfrentamiento tenso ante Maximiliam Lechner que acabó en el hoyo 17.
Mucho más contundentes se mostraron Ãlvaro Mueller-Baumgart y Luis Masaveu, que resolvieron por sendos 4/3, un dato que refleja la superioridad de un juego al que se unió Joel Moscatel, ganador ante Christoff Bleier por otro amplio 3/2, una suma de aciertos que dejó a pura anécdota la derrota de David Puig frente a Maximilian Steinlechner por 2/1.
Francia, ganador in extremis en el último putt, en el último hoyo, en el último partido ante Holanda, se convirtió en el próximo rival de España en la antesala de la gran final, un equipo que Salvador Luna, entrenador del equipo español, calificaba como peligrosísimo antes del comienzo del torneo. La denominación de final anticipada caldea ya el ambiente.
Lee más artículos en elperiodigolf.com
Golf
Catriona Matthew cambia de rol y se pone a las órdenes de Bronte Law
HACE 10 HORAS
Golf
La Reserva Club acoge el mejor golf femenino del LET
HACE 10 HORAS
Golf
La Reserva Club acoge el Aramco Team Series de Sotogrande
HACE 10 HORAS