El zurdo de San Diego, Phil Mickelson, ganador hace apenas unas semanas del PGA Championship, segundo grande de la temporada, es verdad que contra pronóstico, no estuvo metido en este US Open en ningún momento del torneo.
Las dos primeras vueltas las saldó para meterse dentro del corte con 75 golpes y un 69 esperanzador en la segunda ronda, pero tras meterse en el fin de semana sus dos actuaciones de sábado y domingo han sido a cual peor con dos tarjetas de 76 y 75 golpes que le dejan en las últimas plazas de la clasificación y de vuelta a la realidad de esta temporada a excepción del PGA Championship en el que jugó como en sus mejores tiempos.
Mickelson entregó hoy una tarjeta terriblemente irregular con dos bogeys y dos birdies en los nueve primeros hoyos y unos segundos nueve hoyos de locura con cinco bogeys más y un solo birdie en el trece que le llevaron a terminar más allá del puesto 60º de la clasificación en esta 121º edición del US Open, un torneo que no ha logrado ganar nunca en su carrera y que es el último que le queda para conseguir sus Grand Slam particular.

VEA LA CLASIFICACIÃN
Lee más artículos en elperiodigolf.com
Golf
Arnaus y Campillo ya tienen compañeros de partido para el jueves y viernes
HACE 12 HORAS
Golf
Adri Arnaus: "Una medalla es un gran resultado, pero vamos a por el oro"
HACE 12 HORAS
Golf
Las hermanas Jutanugarn se hacen con la victoria en Midland
HACE 12 HORAS