Entre la expectación de jugadores y espectadores, sonaron los himnos y se izaron las banderas de Estados Unidos y la Unión Europea, en el único evento deportivo con un equipo representado por la bandera europea.
Y finalmente los capitanes pronunciaron sus discursos, presentaron a sus equipos y se pusieron manos a la obra con el anuncio de los primeros cuatro partidos de fourball de la mañana del viernes.
Los estadounidenses Brooks Koepka y Tony Finau jugaran contra el inglés Justin Rose y el español Jon Rahm, Dustin Johnson y Rickie Fowler contra el norirlandés Rory McIlroy y el danés Thornbjorn Olesen, Jordan Spieth y Justin Thomas contra los ingleses Paul Casey y Tyrrell Hatton, y Patrick Reed y Tiger Woods contra el italiano Francesco Molinari y el inglés Tommy Fleetwood.
Ryder Cup
Fotogalería: Las mejores imágenes de la Ryder Cup 2018
29/09/2018 A LAS 18:04

Fotogalería

Fotogalería: Las mejores imágenes de la Ryder Cup 2018

34 imágenes

Los emparejamientos de la primera sesión suponen que Rahm se estrene en la Ryder de manera memorable con la primera salida de la competición, y que Molinari vuelva a verse las caras con la estrella Tiger Woods, al que superó en el último partido del Open Británico en julio, con la primera victoria de un italiano en un grande.
"Según el ránking mundial, son los dos mejores equipos en la historia de este evento", había anunciado Bjorn en su última rueda de prensa antes de la ceremonia inaugural. A pesar de la fortaleza de un joven y potente equipo estadounidense, encabezado por los veteranos Phil Mickelson y Tiger Woods, los europeos tienen de su parte el hecho de que han ganado 8 de las últimas 11 ediciones, y Estados Unidos no ha ganado en Europa desde 1993.
"Los europeos están probablemente sorprendidos" de no haber ganado en 25 años, pero "a nosotros no nos sorprende y esperamos que tarden aún más tiempo", señaló el español Sergio García, que participa en su novena Ryder Cup."Nuestro equipo es bastante joven, pero han jugado bastantes Ryder Cup", afirmó Woods, que acaba de ganar su primer torneo en cinco años y ha atraído gran parte de la atención y las audiencias internacionales para el evento bienal.
Los estadounidenses, preparados para un enfrentamiento en terreno hostil, dieron su primera andanada durante la última ronda de prácticas. Entre abucheos y cánticos del público mayoritariamente europeo, Phil Mickelson empezó con un eagle en el par cuatro del primer hoyo.
"Las gradas parecen masivas. Puede ser una de las Ryder más emocionantes de la historia", constataba emocionado García, que podría repetir el pulso con Mickelson de la última edición en Hazeltine, Estados Unidos, que terminó en tablas y no logró frenar la victoria estadounidense.
Esta vez los europeos juegan en casa, con un público entregado y un campo adaptado a sus mejores características. De hecho, 11 de los 12 miembros de esta escuadra han terminado entre los diez primeros en torneos del Circuito Europeo celebrados en Le Golf National. Dos de ellos, el inglés Tommy Fleetwood y el sueco Alexander Noren, han ganado el Open de Francia en este recorrido en 2017 y 2018, respectivamente.
"Los partidos están muy igualados y normalmente el equipo que juega bien el último hoyo determina al ganador", puntualizó el "Tigre" haciendo hincapié en las posibilidades estadounidenses y la emoción hasta el último partido del domingo.
"En este campo todos los golpes son tensos", dijo la joven estrella española Jon Rahm, que se ha ganado un puesto en el equipo europeo después de dos años como profesional. "Aunque me gusta mucho ganar individualmente, no hay mejor sentimiento que ganar en equipo", agregó Rahm.
Ryder Cup
Ryder Cup 2018: Europa mantiene la ventaja antes de la última jornada (10-6)
29/09/2018 A LAS 17:55