La competición de judo nos dejó en los últimos Juegos Olímpicos de Tokio 2020 un momento complicado que ha derivado en una sanción ejemplar en la categoría de 73 kilos. El argelino Fethi Nourine debía de enfrentarse al sudanés Mohamed Abdalrasool en la primera ronda. El cuadro había deparado que el ganador se enfrentaría al israelí Tohar Butbul. Nourine, al conocer ese potencial emparejamiento, decidió retirarse y dar por terminada su participación olìmpica. "Trabajamos mucho para llegar a los Juegos Olímpicos", dijo Nourine en ese momento. "Pero la causa palestina es más grande que todo esto".
El argelino, que reconoció que no estaba dispuesto a "ensuciarse las manos", recibió el apoyo de su técnico Amar Benikhlef. Ahora, ambos han sido suspendidos durante una década por la FIJ amparándose en su estricta política de no discriminación. "Es evidente que los dos representantes argelinos, con malas intenciones, han utilizado los Juegos Olímpicos como plataforma de protesta y promoción de la propaganda política y religiosa, lo que constituye una clara y grave violación de los Estatutos de la FIJ, el Código de Ética de la FIJ y la Carta Olímpica ”, dijo la organización en un comunicado.
Judo
Adamian frustra con un 'ippon' el sueño del rumano-cubano González
HACE 8 HORAS
Ahora, Nourine y Benikhlef podrán apelar la decisión a través del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS). Esta no es la primera vez que Nourine se ve involucrado en un incidente de este tipo. También se retiró de los campeonatos mundiales de 2019, que casualmente también fueron en Tokio, por la misma razón.
Judo
Gefen Primo sorprende en París con el oro tras un gran contraataque
AYER A LAS 19:36
Judo
Tips de judo con Céline (Ep. 2): Cómo ponerse el judogi y anudarse el cinturón
12/09/2021 A LAS 19:53