Espargaró ya fue el más rápido de entrenamientos en 2014 con una Yamaha de la escudería Forward en la carrera de Assen, y en 2015 como piloto oficial de Suzuki en Montmeló, pero en esta ocasión le ha dado al fabricante Aprilia de la localidad italiana de Noale su primera mejor clasificación en la era de MotoGP, pues con las motos de dos tiempos lograron la primera posición de entrenamientos con el británico Jeremy McWilliams en 2000.
El piloto de Aprilia tuvo que defender su posición de los ataques de su compatriota y amigo Jorge Martín (Ducati Desmosedici GP22), al que acabó superando por 151 milésimas de segundo con un tiempo de 1:37.688. Los únicos que rodaron en ese segundo en la clasificación oficial.
Gran Premio de Francia
Bagnaia vuela con la Ducati y Marc Márquez saldrá en décima posición
14/05/2022 A LAS 13:08
La segunda sesión de entrenamientos de MotoGP tuvo un primer protagonista en la caída del australiano Remy Gardner (KTM RC 16), con Jorge Martín (Ducati Desmosedici GP22) como el primero en rebajar su tiempo personal pero todavía decimoctavo y por tanto lejos de la segunda clasificación directa, una situación que no tardó en enmendar pues un par de vueltas más tarde ya era octavo y estaba en la clasificación de privilegio.
Por entonces ya habían mejorado muchos pilotos, en particular el español Aleix Espargaró (Aprilia RS-GP), que al mejorar su tiempo en unas tres décimas de segundo (1:38.956) se encaramó a la primera posición, con 72 milésimas de segundo de adelanto sobre el japonés Takaaki Nakagami (Honda RC 213 V), al que le costó batir su registro matinal.
A la excepcional actuación de Aleix Espargaró se unió la de su compañero de equipo, el también español Maverick Viñales, que se puso segundo con 1:38.999, sólo 43 milésimas de segundo que impulsaban a los pilotos del fabricante de Noale a copar las dos primeras plazas de la clasificación de estos segundos libres.
Viñales tuvo su cuota de protagonismo al entrar en los últimos veinte minutos, cuando marcó 1:38.544 para ascender a la primera posición y endosar medio segundo a su propio compañero de equipo, que no tardó demasiado en responder pues dos vueltas más tarde recuperó la primera plaza al rodar en 1:38.244.
Algo más atrás, Pol Espargaró (Repsol Honda RC 213 V) se fue por los suelos en la apurada de frenada de la recta de meta, donde se alcanzan más de 280 km/h, aunque el piloto se recuperó rápido del percance y salió corriendo hacia su taller en busca de su segunda moto.
Como Pol Espargaró, también tuvo que correr en pos de su segunda moto el surafricano Brad Binder (KTM RC 16), en su caso con un problema de motor que prácticamente en la entrada a la calle de talleres comenzó a echar un intenso humo blanco que le obligó a parar de inmediato.
Los pilotos de Aprilia culminaron con éxito su mejor actuación de entrenamientos y la de la marca de Noale, y pasaron a la segunda clasificación como los dos más rápidos de MotoGP, por delante de Jack Miller (Ducati Desmosedici GP21), Fabio Quartararo, Brad Binder, los dos pilotos de las Suzuki GSX RR, Alex Rins y Joan Mir, tras él, y con Jorge Martín, Johann Zarco y Luca Marini, todos ellos con Ducati Desmosedici, en el resto de posiciones entre los diez primeros.
Ni una sola Honda pudo lograr el pase a la segunda clasificación, con nombres ilustres como los de Miguel Oliveira, vencedor en Indonesia, "Pecco" Bagnaia, Takaaki Nakagami, que llegó con su negativo en el test Covid todavía debajo del brazo, Pol Espargaró (Repsol Honda RC 213 V), Alex Márquez (Honda RC 213 V) o Raúl Fernández (KTM RC 16).
Sufrió el subcampeón del mundo de 2021, "Pecco" Bagnaia, que se vio en la última posición hasta tres minutos del final, cuando marcó el mejor tiempo de la primera clasificación, 1:38.610, pero le superó por 87 milésimas de segundo el japonés Nakagami, al que luego superó el piloto de Repsol Honda, Pol Espargaró, que in extremis y a pesar de una caída, consiguió meterse en la segunda clasificación.
Las Ducati de "La Bestia" Bastianini, líder del mundial, y la de Bagnaia, se quedaron fuera de la segunda clasificación y entraron las dos Honda, que no tenían representación en esa segunda clasificación.
Maverick Viñales salió enchufado en la segunda clasificación y ya en su segunda vuelta se situó líder con 1:38.880, pero la Ducati de Jorge Martín estaba volando hacia el liderato, 1:38.425, más de cuatro décimas más rápido que el de Aprilia, pero en pista estaba también el otro piloto de Aprilia, Aleix Espargaró, que se encaramó a la primera posición con un registro de 1:38.108 mientras el australiano Jack Miller destrozaba una de sus Ducati en la curva uno del trazado.
Los minutos finales resultaron muy intensos con el protagonismo de Jorge Martín y Alex Espargaró, con un Luca Marini que en el último segundo se metió en la primera fila y relegó a la segunda a Pol Espargaró, una línea en la que también acabaron Maverick Viñales y Fabio Quartararo, con Alex Rins (SUzuki GSX RR), Joan Mir (Suzuki GSX RR) y el francés Johann Zarco (Ducati Desmosedici GP22).