Madrid, 18 dic (EFE).- La piloto española Laia Sanz, tras un año complicado y superar una lesión en la mano y la enfermedad de Lyme, se apresta a competir en su undécimo Dakar aún a sabiendas de que no está "al cien por cien".

A los mandos de una GASGAS RC 450F y con un recorrido total de 7646 km. en 12 etapas con 4767 km. de tramos cronometrados, la 43ª edición de la carrera hará más hincapié en las cualidades de navegación de los pilotos y en su capacidad para enfrentarse a terrenos técnicos y de baja velocidad.

Motorcycle Racing
La temporada comenzará con dos carreras en Losail
22/01/2021 A LAS 14:59

"Ha sido un año muy duro para mí, por lo que verme por fin pudiendo participar en el Dakar 2021 significa ya mucho. Me lesioné la mano en la segunda etapa del último Dakar, en enero de este mismo año, y aunque continué y pude acabar la prueba, la lesión resultó ser más grave de lo que pensábamos", dijo Sanz en declaraciones remitidas por su equipo.

"A principios de año me llevó un tiempo recuperarme de eso. Desafortunadamente, cuando pude empezar a montar de nuevo, empecé a sentirme mal. Finalmente me diagnosticaron la enfermedad de Lyme (una enfermedad bacteriana). Afortunadamente, con el tratamiento adecuado he podido empezar a pilotar de nuevo", añadió.

De cara al Dakar, Laisa Sanz reconoció que no está "al cien por cien" y se probará ya en la misma carrera.

"El tener ya alguna experiencia del terreno al que nos enfrentaremos supone una ayuda y también que el traslado al Medio Oriente es más sencillo. Esta edición también parece que será un poco más técnica y con una navegación más complicada y esto me motiva aún más. No quiero presionarme a mí misma, y poder completar de nuevo la prueba sería increíble, pero mi principal objetivo es estar allí y simplemente disfrutar de la carrera", concluyó Laia Sanz.

Motorcycle Racing
Gresini sigue grave por una neumonía provocada por coronavirus
21/01/2021 A LAS 13:53
Motorcycle Racing
Espargaró: "Ver estos colores con tu número es algo brutal"
19/01/2021 A LAS 17:56