Redacción deportes, 10 dic (EFE).- La húngara Katinka Hosszu ratificó su condición de reina indiscutible de los Mundiales de piscina corta de Windsor (Canadá), tras colgarse este sábado su octava medalla, seis de ellas de oro, en una jornada en la que la brasileña Etiene Medeiros revalidó el título en los 50 espalda.
Un triunfo, más preciado si cabe, ya que Medeiros subió al primer escalón del podio, tras doblegar en la final a la imponente Hosszu, que tuvo que conformarse con la plata, tras tocar la pared 17 centésimas después de la nadadora brasileño.
Y eso que Etiene Medeiros, que se impuso con una marca de 25.82, no tuvo que acercarse al récord del mundo que ella misma posee desde 2014 con un tiempo de 25.67 segundos para revalidar el oro que conquistó hace dos años en Doha.
Campeonatos Mundiales
Hosszu y Le Clos se coronan como los reyes de Windsor
12/12/2016 A LAS 02:52
Una derrota que Katinka Hosszu no concedió en la final de los 200 estilos, en la que la magiar, que firmó un crono de 2:02.90, se impuso con absoluta comodidad, tras aventajar en más de dos segundos a la estadounidense Ella Eastin, plata, y en más de tres a la también norteamericana Madisyn Cox, bronce.
Dos nuevos metales que permitieron a Hosszu igualar las ocho medallas que logró hace dos años en los Mundiales de Doha, si bien en la capital catarí, la húngara tan sólo consiguió subir cuatro veces a lo más alto del podio, por los seis oros que acumula ya la "dama de hierro" en Windsor.
Una cosecha que la nadadora magiar podría ampliar mañana en una última jornada de los campeonatos en la que Katinka Hosszu nadará la final de los 100 mariposa, así como las series de los 200 braza, una prueba hasta ahora inédita en el calendario de la húngara en las grandes competiciones internacionales.
Todo lo contrario que la jamaicana Alia Atkinson, que intentará sumar en el doble hectómetro una nueva medalla al oro que logró hoy en los 100 braza, tras imponerse en la final con un tiempo de 1:03.03.
Atkinson hizo valer su sensacional técnica en los virajes para vencer por 32 centésimas a la vigente campeona olímpica, la estadounidense Lilly King, que no pudo repetir el triunfo que logró sobre la jamaicana en los 50 braza.
Igualmente brillaron en la jornada de hoy las jovencísimas canadienses Taylor Ruck y Penny Oleksiak, ambas de tan sólo 16 años, que condujeron con dos sensacionales postas al país organizador al oro en la final del 4x200 libre, por delante de Estados Unidos.
Por su parte, en la categoría masculina, el sudafricano Chad Le Clos presentó su candidatura al título de "rey" de la competición, tras alzarse este sábado con su tercer oro en Windsor, al imponerse en la final de los 50 mariposa.
Le Clos, que ya se había impuesto en los 100 y 200 mariposa, completó su triplete con una apabullante victoria en la prueba corta, en la que el sudafricano, que firmó un crono de 21.98, aventajó en 42 centésimas al estadounidense Tom Shields, que una vez más tuvo que conformarse con la plata.
Tampoco falló el japonés Daiya Seto, que revalidó el oro que conquisto hace dos años en Doha, tras imponerse hoy en la final de los 400 estilos con un tiempo de 3:59.24, tras superar al británico Max Lichtfield, plata, y al húngaro David Verraszto, bronce.
Un cartel de favorito con el que también llegaba el equipo ruso a la final de los 4x50 estilos, en la que los Morozov y compañía cumplieron con los pronósticos y se alzaron con el oro con una marca de 1:31.52 por delante de Estados Unidos y Bielorrusia.
Campeonatos Mundiales
El brasileño Felipe Lima, bronce en los 50 braza
12/12/2016 A LAS 01:22
Campeonatos Mundiales
La brasileña Medeiros revalida el oro en los 50 espalda
11/12/2016 A LAS 01:16