Javier Fernández jugó este lunes un partidillo de fútbol en la pista de hielo de la Plaza Roja de Moscú para promocionar LaLiga en Rusia. El patinador español, que busca su sexto oro continental consecutivo en el Campeonato Europeo de Patinaje Artístico que arranca el miércoles en la capital rusa, hizo gala de su dominio del balón ante decenas de periodistas.

Inicialmente estaba previsto que en el partido de la plaza Roja participara el bicampeón olímpico Yevgueni Pliuschenko, pero el patinador ruso, de 35 años, ya retirado, se excusó por problemas agenda y se limitó a comparecer con Fernández ante la prensa. Ante esta circunstancia, varios periodistas se pusieron los patines y saltaron al hielo con Fernández, que actuó como portero.
El madrileño declaró que está preparado para luchar por su sexto oro europeo en la cita moscovita, antesala de los Juegos Olímpicos de PyeongChang en los que buscará obtener su primera medalla olímpica. "Ojalá que podamos conseguir otra victoria más en este Campeonato de Europa, que podamos revalidar el título, estamos preparados, hemos entrenado duro y, como he dicho, esperemos que podamos terminar esta competición en un primer puesto".
"Es algo superinteresante (...) que nos juntemos con otro deporte como es el fútbol, que sigamos trabajando con LaLiga, y sobre todo que consigamos estas cosas tan bonitas que es juntar todos los deportes y el crear momentos tan especiales como jugar un poquito de fútbol en Moscú, en la Plaza Roja", dijo Fernández. El patinador agregó: "Creo que no muchas personas pueden tener la historia de decir: 'hemos podido echar unos balones en una pista de hielo en Moscú, en el centro de Moscú que es la gran plaza Roja´. Madridista de siempre, no ocultó su desazón por la mala campaña de su equipo en esta temporada: "Tienen que despertar; nada es imposible".

"Javier juega muy bien al fútbol. Yo aprendo de él", dijo Pliuschenko, una de las leyenda de patinaje ruso, quien destacó el "extraordinario nivel" de la Primera división del fútbol español. Afirmó que los partidos de LaLiga son "comparables por su belleza" con un espectáculo de ballet y admitió que el fútbol ruso está a mucha distancia del español. Según Pliuschenko, uno de los remedios para elevar el nivel del fútbol en Rusia es disminuir drásticamente los sueldos de los jugadores y pagar primas por rendimiento.